La dieta pegana atrae cada vez más a los consumidores occidentales

La ‘dieta pegana’ es la combinación de la dieta del Paleolítico y la dieta vegana, fue creada por Mark Hyman hace unos años y, según Mintel, cada vez atrae más a los consumidores occidentales, siendo un nicho de negocio para las empresas alimentarias.

Peganismo

El peganismo es un término que apareció por primera vez en el año 2015 en un blog del médico estadounidense Mark Hyman, se trata de una dieta que combina los aspectos más destacables de la paleodieta o dieta del Paleolítico y la dieta vegana, dando especial importancia a los alimentos frescos de origen vegetal y a productos ecológicos de origen animal, como pueden ser el pescado o la carne, en una proporción del 75% para el primer grupo de alimentos y del 25% para el segundo.

El doctor Mark Hyman, con esta nueva dieta buscaba un equilibrio correcto entre las dos tendencias alimentarias citadas, el resultado es un plan de alimentación que fomenta el alto consumo de frutas, verduras y grasas saludables, la ingesta moderada de granos y legumbres sin gluten, y evitar los alimentos procesados, los productos lácteos, el gluten y los azúcares industriales. El caso es que la dieta pegana atrae cada vez más a los consumidores occidentales y, según la consultora Mintel, puede suponer una oportunidad para los fabricantes de productos alimenticios, pues es un nicho de mercado con un gran potencial para mantenerse a largo plazo, no lo conciben como una simple moda pasajera.

Muchos podrían creer que la combinación de una dieta vegana y la dieta del Paleolitico significa tener más restricciones alimentarias, pero en realidad, el resultado es una relajación de ambos modelos de dieta que parece que seduce cada vez a más consumidores occidentales, especialmente en Estados Unidos, Australia y el Reino Unido, siendo el primer país citado el que lidera la innovación de la dieta pegana, considerada como más amigable con el medio ambiente y más adecuada para los seres humanos. Hablando de los alimentos, Mark Hyman impulsa la siguiente regla: un producto alimentario hay que comerlo si fue creado por Dios y dejarlo si fue producido por el hombre.

Según el estudio de Mintel, las directrices del peganismo cumplen con los intereses actuales de los consumidores, comer muchas frutas y verduras, consumir poca grasa, que sea de calidad y sin procesar, tomar con moderación carne, legumbres y cereales sin gluten, etc. Un tercio de los consumidores alemanes considera las leyendas de tipo “sin aditivos artificiales” como un criterio de importancia a la hora de elegir los alimentos que se han de consumir, a esto hay que sumar que el 50% de los consumidores de este país están de acuerdo en la percepción de que las proteínas vegetales son tan nutritivas como las proteínas de origen animal.

Dieta pegana, combinación de la paleodieta y el veganismo

Adoptar una dieta vegana ofrece una serie de beneficios éticos y saludables, recordemos que muchos médicos reconocen que es necesario reducir el consumo de carne y productos lácteos para contribuir a mejorar la salud. Sin embargo, si se prescinde de estos alimentos como se apunta en la dieta vegana, aparece un inconveniente importante, se reduce la absorción de nutrientes de gran valor e interés para el organismo, como la vitamina B12 que se encuentra casi en exclusiva en los alimentos de origen animal, por ello, se considera que el enforque del peganismo es menos radical y más equilibrado. Obviamente, algunos de los consumidores que sigan una u otra dieta, no estarán de acuerdo con estas afirmaciones.

Según la Base de Datos de Nuevos Productos Globales de Mintel, entre el año 2014 y el año 2018 Estados Unidos fue líder a nivel mundial en la innovación de alimentos paleo, con un 45% del lanzamiento de alimentos y bebidas de esta tendencia alimentaria, seguido de Australia, que acaparó el 8% de los nuevos lanzamientos, y el Reino Unido con un 7% del lanzamiento de nuevos alimentos enmarcados en la paleodieta. Fuera de Estado Unidos, los productos peganos son raros, sin embargo, en el mismo periodo, el lanzamiento de alimentos y bebidas paleo y veganos, convirtió a Alemania en el tercer mercado más innovador del mundo, siendo, además, un país ideal para introducir los productos peganos por su potencial, al menos así lo considera Mintel.

Cada vez hay más dietas que son el resultado de un mayor interés por buscar una dieta saludable que se adapte al actual ritmo de vida, en este sentido, Mintel explica que los productos peganos en el segmento de los snacks tienen un gran potencial por su mínimo procesamiento, por ser productos con etiquetas limpias y adoptar un mensaje de carácter saludable más amplio, lo que podría satisfacer la demanda general de los consumidores de opciones de refrigerios saludables, mientras se dirigen a una gama más amplia de consumidores.

Para algunos, la combinación entre ambas dietas es contradictoria y casi imposible, ya que es difícil concebir que la dieta paleo, formada (en teoría) por alimentos que los humanos comían en el periodo del paleolítico, pueda tener un término medio con una dieta que restringe todos los alimentos de origen animal. Próximamente hablaremos con más detalle de la dieta pegana, de su concepción, los alimentos que la componen, sus ventajas y beneficios, lo que opinan nutricionistas, etc.

Foto 1 | Adam Clark

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...