Hoy Cocinas Tú: Sardinas confitadas con ensalada de tomate y cebolla

Esta receta de Sardinas confitadas con ensalada de tomate y cebolla es ideal para el verano, toma nota de la receta paso a paso y prepara cantidad suficiente para repetir, tus comensales te lo pedirán.

Hoy Cocinas Tú

Las sardinas a la brasa son un auténtico manjar, pero también nos parece una delicia la ensalada con sardinas confitadas que nos propone hacer Miquel compartiendo su receta en vuestra sección ‘Hoy Cocinas Tú‘, es una ensalada sencilla pero muy apetecible porque combina un buen pescado de temporada con la estrella de las ensaladas en verano, el tomate. Hay que tener en cuenta que esta ensalada de sardinas confitadas con tomate y cebolla proporciona suficientes grasas, pues es un pescado azul que, además, se cocina en aceite de oliva virgen extra a baja temperatura, y se adereza con aceite y aceitunas (el tapenade) pero son grasas saludables. No obstante, será interesante que el resto del menú sea bajo en grasas.

Sobre el mencionado tapenade, el autor de esta receta, y del blog Les Receptes del Miquel, comenta que a quienes no les guste el clásico de aceitunas negras, opte por otras olivadas, por ejemplo, la elaborada con aceitunas arbequina. Si queréis hacerla en casa (merece la pena), aquí tenéis varias ideas, seguro que encontraréis la receta de tapenade ideal para aderezar estas Sardinas confitadas con ensalada de tomate y cebolla, y para enriquecer vuestros aperitivos.

Ingredientes

  • Sardinas
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • cayena
  • pimienta en grano
  • 4-6 dientes de ajo
  • cebolleta o cebolla dulce
  • tomates de ensalada
  • albahaca fresca
  • tapenade
  • vinagre.

Elaboración

Fileteamos los lomos de las sardinas y reservamos para preparar la salmuera siguiendo la fórmula de 1 litro de agua fría y 100 gramos de sal, pero con la cantidad necesaria en función de la cantidad de sardinas, se puede preparar medio litro de salmuera, un cuarto… pero siempre respetando la proporción de agua y sal.

Ponemos los lomos de sardina en la salmuera durante cinco minutos, después los secamos bien con papel de cocina absorbente y los ponemos en una bolsa de congelación, colocándolos planos. Congelamos (en congelador doméstico) durante un mínimo de 5 días.

Para preparar la receta, descongelamos la noche anterior las sardinas colocándolas sobre una rejilla en la nevera. Una vez que el pescado esté preparado, ponemos una olla o cazo al fuego con aceite de oliva virgen extra suficiente para sumergir las sardinas, añadimos unos dientes de ajo aplastados con unos granos de pimienta y una cayena. Cuando el aceite alcance sobre los 50º C, añadimos las sardinas y confitamos durante cuatro minutos.

Mientras, cortamos en gajos los tomates, que pueden ser de diferentes tipos para crear una ensalada diferente. Pelamos y cortamos una cebolla tierna y posteriormente cortamos las sardinas confitadas.

Para aliñar la ensalada, preparamos un aderezo con dos cucharadas de aceite del que hemos utilizado durante la cocción, tapenade, albahaca fresca picada y unas gotas de vinagre. Mezclamos los ingredientes hasta emulsionar.

Acabado y presentación

Servimos en los platos los gajos de tomate, la cebolla y las sardinas, y aderezamos con la vinagreta de aceite de sardinas confitadas.

Miquel
Les Receptes del Miquel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...