Nueva carne de canguro procedente de cultivo celular

En Australia, la empresa Vow Food trabaja en el desarrollo y producción de carne de canguro procedente de cultivo celular, una nueva oferta que se suma al resto de tipos de carne de cultivo en los que trabajan diferentes empresas del mundo en la actualidad.

Carne de canguro a base de células

Vow Food es una empresa australiana que ha desarrollado una nueva carne de canguro procedente del cultivo celular, ya sabéis, se elabora a partir de células madre extraídas de un canguro. Lo cierto es que ya no es algo que nos sorprenda, ya que cada vez se suben más empresas al carro de la producción de carne y pescado a base de células, que ven esta tecnología como una apuesta de futuro que logrará instaurarse por todos los beneficios y ventajas que ofrece para la salud y para el medioambiente.

En los dos últimos años hemos conocido periódicamente novedades sobre la carne o pescado a base de células, también denominada carne de laboratorio, in vitro, de cultivo, limpia y sostenible, etc. Pero, especialmente durante el último año, ha adquirido gran relevancia, sobre todo al saber que grandes compañías cárnicas han empezado a realizar importantes inversiones en estos productos alimenticios alternativos. Da la impresión de que saben que se va a producir un importante cambio en el mercado del futuro y quieren garantizar su continuidad, invirtiendo y cambiando el modelo de negocio cuando sea el momento (lanzamiento al mercado de la carne a base de células) y de forma gradual.

En este caso, la empresa que quiere producir carne de canguro a base de células para consumo nacional y para la exportación, cuenta con el respaldo del Gobierno Australiano, que ha decidido subvencionar a la empresa con 25.000 dólares australianos para ayudarle en sus trabajos de investigación. En otros países las empresas que trabajan en este segmento han recibido apoyo económico del sector privado, pero no de sus correspondientes gobiernos. Stuart Ayres, Gobernador de Nueva Gales del Sur, considera que es una oportunidad para poner en marcha una nueva industria de proyección internacional que beneficiará a Australia.

Los fundadores de Vow Food, Tim Noakesmith y George Peppou, explican que existe una creciente demanda de carne a nivel mundial debido al aumento poblacional, en especial, en los países en desarrollo donde las clases medias crecen provocando un aumento del apetito por las proteínas procedentes de la carne. Por ello, consideran importante centrarse en estos segmentos poblacionales mostrándoles todos los beneficios y ventajas que ofrece la carne a base de células, por ejemplo, que sólo produce una fracción de la huella medioambiental que produce la ganadería tradicional, en términos del uso de la tierra y el agua, además no es necesario sacrificar animales. Básicamente el discurso es el mismo que el de otras compañías que se dedican a la investigación para la producción de “carne de laboratorio”, pero en este caso hablando de la carne de canguro.

Carne de canguro de laboratorio

La empresa comenta que está formando un equipo de investigadores, diseñadores y tecnólogos que tienen el cometido de satisfacer la demanda mundial de proteínas en el futuro de una forma sostenible, sin ser competencia para la ganadería tradicional. Da la impresión de que no quiera tener problemas con este sector, intentando mostrar que son diferentes y no son competencia. Por cierto, merece la pena recordar que en el año 2015, Mark Post, creador de la primera hamburguesa elaborada con carne cultivada en un laboratorio, visitó Australia y en una entrevista realizada por la Australian Broadcasting Corporation comentó que la carne a base de células podría provocar el fin de la ganadería tradicional tal y como la conocemos, algo que no sentó nada bien al sector ganadero.

Los responsables de Vow Food han dado a conocer sus ambiciosos planes de negocio argumentando que no hay muchas alternativas veganas a la carne tradicional, hablando de la denominada carne vegetal y de la carne procedente de cultivo celular, pero lo cierto es que se está trabajando en ‘carnes de laboratorio’ de pollo, de cerdo, de vacuno… que proporcionarán un amplio abanico de posibilidades a los consumidores. La carne de canguro de cultivo se sumará a la oferta y este creciente nicho de mercado. La empresa tiene planes de construir un gran centro de producción en el oeste de Sidney, a fin de producir toneladas de carne de canguro a base de células para cubrir el mercado nacional e internacional.

Paralelamente, Vow está construyendo una biblioteca celular con muestras que servirán para desarrollar nuevas experiencias alimentarias, destacando que esta biblioteca permitirá descubrir y catalogar nuevos sabores, texturas y otros perfiles nutricionales que se podrán combinar para crear nuevos y sorprendentes productos alimenticios. En la actualidad, la empresa ya ha iniciado una serie de colaboraciones con chefs australianos para crear platos con la carne de canguro cultivada, por otro lado, está trabajando con los reguladores alimentarios a fin de poder presentar el primer producto premium para finales del próximo año.

A través de la página oficial de la empresa, podréis conocer más detalles sobre su filosofía de trabajo, cómo desarrollan sus nuevos productos, etc. Veremos si la carne de canguro de cultivo puede competir en un mismo nivel con el resto de carnes, es probable que se encuentren con los mismos problemas que con la carne obtenida de forma tradicional.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...