Alitas de pollo con tomate a las finas hierbas, una receta con la salsa justa para chuparse los dedos

Os van a encantar las Alitas de pollo con tomate a las finas hierbas, una receta con la salsa justa para chuparse los dedos, aromática, sabrosa y muy fácil de hacer.

Alitas de pollo con tomate a las finas hierbas

Las alitas de pollo son una delicia porque su carne es suave y jugosa, además, normalmente se cocinan con salsas y condimentos que las hacen muy sabrosas. Y al cocinarse con su piel, aún sale más rica, y es que, aunque seamos de los que quitamos la piel de los otros cortes de pollo antes de cocinarlo, en las alitas la conservamos, aún a pesar de que preferimos la piel bien tostada y crujiente.

Pero tampoco está nada mal con las alitas guisadas en una salsa o glaseadas, pues la piel se integra con la carne, pasa desapercibida, pero aporta mucho sabor y jugosidad, como sucede con el plato que podéis ver ilustrando estas líneas. Son nuestras Alitas de pollo con tomate a las finas hierbas, una receta muy fácil de hacer, para comer con las manos y para chuparse los dedos, no tanto para mojar pan porque nos gusta que tenga la salsa justa para la carne. Tomad nota de la elaboración paso a paso, es un plato muy resultón para cualquier ocasión.

Ingredientes (4 comensales)

  • 1 kilo de alitas de pollo
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal
  • c/n de pimienta negra recién molida
  • 2 dientes de ajo
  • 2 pimientos verdes italianos
  • 150 gramos de salsa de tomate frito casera
  • 1 c/s de finas hierbas
  • ¼ de cebolla morada
  • 3 ramitas de cilantro fresco.

Elaboración

Pon una cazuela amplia o una sartén grande a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra, no hace falta mucho porque las alitas soltarán la grasa de su piel. Salpimenta las alitas de pollo y dóralas a fuego fuerte por los dos lados.

Mientras tanto, da un golpe a los ajos para romperlos, lava los pimientos verdes, retira las semillas y el pedúnculo y córtalos en aros gruesos. Pela y pica la cebolla en pluma y ponla en un bol con las hojas de cilantro, hielo y agua. Antes del emplatado, escurre muy bien y adereza con aceite de oliva virgen extra.

Alitas de pollo con tomate a las finas hierbas

Ten preparada con antelación la salsa de tomate frito casera, aunque en los días en los que no hay tiempo de cocinar, se puede recurrir a una conserva de tomate que sea saludable y de calidad.

Cuando las alitas estén doradas, baja el fuego y añade los ajos, los pimientos y un poco de sal, cocina a fuego medio cinco minutos y después añade la salsa de tomate y las finas hierbas, tapa la sartén o cazuela, y cocina otros 10 minutos aproximadamente, hasta que las alitas estén hechas, jugosas y brillantes.

Acabado y presentación

Sirve las alitas de pollo con salsa de tomate a las finas hierbas en una bandeja para servir al centro de la mesa o directamente en los platos, coronadas con la cebolla morada y el cilantro.

Alitas de pollo con tomate a las finas hierbasAlitas de pollo con tomate a las finas hierbasAlitas de pollo con tomate a las finas hierbasAlitas de pollo con tomate a las finas hierbas

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...