Gastronomía & Cía Opciones
 

10 cosas que debes saber sobre el boniato, batata o camote

Te contamos brevemente 10 cosas que debes saber sobre el boniato, batata o camote, un alimento que está de temporada en otoño e invierno y podemos disfrutar tanto en recetas dulces como saladas, es sano, rico y versátil.

Temporada de boniato

Ha empezado la temporada del boniato (Ipomoea batatas), también conocido como batata, patata dulce, papa dulce, camote y moniato, entre otros nombres, aunque debido al sistema de cultivo y producción actual, con el que podemos encontrar hortalizas, frutas y verduras prácticamente todo el año, puede sonar extraño. No obstante, nosotros siempre apostaremos por recuperar el calendario y la estacionalidad de los productos agroalimentarios, y la temporada del boniato está en otoño e invierno.

Según estudios de mercado, en los últimos años ha aumentado el consumo de boniato, y creemos que también se ha ampliado la forma de consumir este tubérculo, no sólo se disfruta asado o en guisos, también se hacen todo tipo de postres, sustituyen al pan en unas tostadas… Y es que el boniato es uno de esos alimentos que, además de ser accesible y económico, es muy versátil, tan apropiado para la cocina dulce como para la salada, a lo que hay que sumar que es un alimento saludable.

Seguro que os irá bien recordar, o descubrir, las propiedades nutricionales de la batata o boniato, en su momento hablamos de ello en este post, también hemos visto distintas formas de cocinarlo y diversas recetas con este alimento. Lo cierto es que este tubérculo nos encanta lo miremos como lo miremos, y nos gustaría que quien no lo consuma en su temporada con cierta regularidad, le dé un poco más de valor, por eso hemos pensado en destacar las 10 cosas que debemos saber sobre el boniato, batata o camote.

Boniato relleno de trompetas de la muerte y jamón ibéri

1. En España solemos tener como sinónimos los términos boniato y batata, pero no en todas las regiones, en algunas se distingue entre la variedad blanca y la variedad roja o anaranjada con estos nombres, siendo boniato para la variedad blanca, aunque, quizá, es la menos consumida.

2. El boniato anaranjado es más rico en ciertas vitaminas que el blanco, como la provitamina A o betacaroteno, el pigmento vegetal responsable de los colores rojos, anaranjados y amarillos de los alimentos vegetales. Mientras el boniato blanco contiene más almidón y menos azúcares, es menos dulce.

3. El boniato está compuesto por un 70% de agua (aproximadamente) y un 30% de materia seca, en su mayoría son carbohidratos, alrededor de un 70% de éstos son almidón.

4. Cuando los boniatos se cocinan a baja temperatura (entre unos 57-70º C aprox.), el almidón se convierte en maltosa y dextrinas, la maltosa es un azúcar compuesto por dos moléculas de glucosa que endulza una tercera parte de lo que lo hace el azúcar de mesa, a partir de los 75º C la degradación del almidón cesa. Es por ello que si el boniato se cocina a baja temperatura, resulta más dulce.

5. Las propiedades nutricionales del boniato son similares a los de la patata, pero el boniato tiene más hidratos de carbono compuestos por almidones complejos y azúcares, por eso es más dulce que la patata. También hay que destacar que el índice glucémico del boniato es inferior al de la patata.

6. El boniato es un alimento bajo en calorías, contiene unas 115 kcal. por cada 100 gramos, y si se cocina mediante métodos de cocción saludables, es ideal para cualquier tipo de alimentación, incluso en dietas de adelgazamiento o pérdida de grasa, así como para personas con diabetes, siempre que se haga un consumo moderado.

7. Además de hidratos de carbono y betacarotenos (y sus propiedades antioxidantes), el boniato aporta en cantidades considerables vitaminas del grupo B, vitamina C, minerales como el calcio, el manganeso y el potasio, además de fibra.

8. El boniato no tiene tanto almidón resistente como se cree, en este caso le supera la patata. Se denomina almidón resistente porque resiste a la digestión y es beneficioso para la salud por su efecto prebiótico, que se genera cuando se dejan enfriar alimentos ricos en carbohidratos.

9. El boniato se puede cocinar en el horno, en el microondas, en una cazuela o sartén (al vapor, guisado, frito…) e incluso en la tostadora.

10. Una buena alternativa a las patatas fritas son los boniatos fritos, aunque será aún mejor si se hacen los bastones de boniato en el horno hasta dejarlos crujientes, como si fueran boniatos fritos, no es lo mismo el horneado que la fritura, pero sí será una guarnición o un aperitivo mucho más saludable y bajo en calorías.

11. La mejor forma de conservar el boniato o la batata en casa es en un lugar oscuro, aireado y a una temperatura de unos 15º C.
Foto | Marco Verch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,33 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.