Los mejores trucos para desgranar una granada ¿cuál prefieres?

Vemos una recopilación con los que nos parecen los mejores trucos para desgranar una granada ¿cuál prefieres? Hay utensilios específicos para corta y desgranar una granada, pero basta con un cuchillo y un poco de maña para hacerlo fácil y rápidamente.

Pelar una granada

Prácticamente acaba de empezar la temporada de la granada, una fruta muy particular de la que vamos a poder disfrutar durante el otoño y el invierno, cuyos granos alegrarán nuestros platos con color y una pequeña explosión de sabor, aunque todo depende de cómo la preparemos, pues aunque no lo parezca (a priori), es una fruta muy versátil en la cocina. Siendo la granada (Punica granatum) una fruta originaria de Asia occidental, debemos destacar que en España tenemos algunas zonas de producción que da excelentes frutos, como la Comunidad Valenciana.

Seguro que la mayoría conocéis o, al menos, habéis oído hablar de la Granada Mollar de Elche, y es que esta fruta cuenta con Denominación de Origen Protegida y es una de las más apreciadas en España y en el mundo, ya que entre el 60 y el 70% de la producción se exporta principalmente a países como Alemania, Francia, Reino Unido y los Países Bajos. Pero no es de esto de lo que queremos hablar, ya veis en el título que lo que queremos traer a estas líneas son los mejores trucos para desgranar una granada.

Al margen de los utensilios para desgranar granadas como el que veíamos en este post, podemos optar por distintos métodos para sacar los granos rojos brillantes como rubíes de esta fruta de otoño, de hecho, en Gastronomía y Cía hemos visto varios, y al final, casi que nos quedamos con el sistema más básico y, seguramente, uno de los que más han utilizado nuestros abuelos o nuestros padres.

Pero lo vamos a dejar para el final, y empezaremos por el truco de golpear la granada para que sus granos se desprendan fácil y rápidamente. Este método es el que dio fruto al utensilio de cocina que antes hemos mencionado, y podéis ver otro en este post, en el que también podréis ver un vídeo sobre su uso.

Trucos de cocina

Pues bien, sin necesidad de disponer del utensilio para desgranar granadas, podemos hacer lo mismo con un bol, una espátula o cuchara de madera y nuestras manos. Una vez cortada la granada por la mitad, cogemos una de ellas colocando la parte de los granos sobre la palma y esta mano sobre un bol. Con la otra mano podemos empezar a golpear la piel de la fruta, hay que dar golpes secos y seguros, y enseguida veremos como los granos se desprenden y caen en el bol.

Cabe la posibilidad de salpicar un poco la encimera, pero nada que no sea fácilmente remediable con una bayeta. Lo mejor de este sistema es que la granada se desgrana fácilmente y no quedan las membranas blancas de las que a menudo se debe desprender grano a grano. Al final, esta membrana o piel blanca del interior de la fruta es uno de los mayores incordios a la hora de preparar la granada para comer o para cocinar.

Por ello vamos a ver un segundo método para desgranar esta fruta y que, después de probarlo, debemos decir que tampoco va mal. Consiste en cortar la granada en cuartos e introducirlos en un bol con agua. Con las manos, se van separando los granos de la gruesa piel y de la fina membrana blanca, lo bueno de este sistema es que los granos se irán al fondo del bol, mientras que las finas pieles o membranas flotarán, así que no resulta difícil separar lo comestible del desperdicio.

Por si os ha quedado alguna duda con nuestra explicación, os recomendamos acceder a este post en el que podréis ver el vídeo que la ilustra perfectamente, y probadlo, porque este sistema, a diferencia del que hemos visto primero, puede gustaros porque no se ensucia nada la encimera.

Cortar una granada

Y, para terminar, vamos con el que puede ser el mejor método para pelar y desgranar una granada, y para el que sólo necesitamos un cuchillo tipo puntilla y el recipiente en el que vamos a colocar los granos de granada. Consiste en cortar la fruta a cuartos, después de cortarle la ‘corona’ y el nudo membranoso del centro. Los cortes en la superficie de la piel deben realizarse por donde va el endocarpo membranoso, en vertical.

De este modo, se puede abrir bien la fruta, queda extendida y quedan a la vista los granos y las pieles internas, y simplemente es cuestión de ir separando los ‘rubíes’ con un poco de paciencia, pero fácil y limpiamente. Claro, puede suceder como con los huevos cocidos, que a veces se pelan muy bien y otras fatal, al fin y al cabo, hay distintos factores que pueden hacer que una granada se pele y desgrane mejor que otra, entre ellos, la variedad.

Visto esto, contadnos, ¿cuál es para vosotros la mejor forma de pelar una granada y sacar sus granos limpios?

Foto 1 | Marco Verch
Foto 2 | Pinterest
Foto 3 | Steven Depolo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...