Sándwich de calabaza con queso gorgonzola, cualquier momento es bueno para comerlo

Si te apetece un delicioso bocadillo caliente para desayunar, merendar o incluso para cenar, porque no tienes muchas ganas de cocinar, prueba esta receta de Sándwich de calabaza con queso gorgonzola, te va a sorprender lo rico que está, y es muy fácil de hacer.

Sándwich de calabaza con queso gorgonzola

Una de las cosas que más nos gustan del otoño es su despensa, aunque esto nos pasa también con cualquier otra estación, es una de las cosas buenas de respetar o, al menos, intentarlo, la temporalidad de los alimentos frescos. Y decimos ‘intentarlo’ porque en los comercios te meten por los ojos las fresas en diciembre y la calabaza en julio, por poner un par de ejemplos. Y por hablar de la calabaza, que es la responsable de que queramos compartir con vosotros esta receta de un delicioso sándwich caliente con queso azul y calabaza asada.

Durante estos meses, uno de los fondos de nevera que tenemos es la calabaza asada, pues cuando encendemos el horno aprovechamos para hacer varias hortalizas y verduras, como los pimientos, las berenjenas, los boniatos… En cualquier momento te pueden salvar una comida o una cena, y también desayunos y meriendas, porque con la calabaza y con el boniato hacemos de todo. En fin, vamos con la receta del Sándwich de calabaza con queso gorgonzola y tomad buena nota porque cualquier momento es bueno para comerlo y disfrutarlo.

Ingredientes (Por persona)

  • 2 rebanadas de pan integral con semillas
  • 100 gramos de calabaza asada
  • 1 c/p de mostaza de Dijon
  • una pizca de comino en polvo
  • una pizca de pimienta negra recién molida
  • c/n de sal
  • ½ c/p de cebollino
  • 40 gramos de queso gorgonzola
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Prepara el pan que desees para hacer el sándwich, puede ser pan de molde, de barra o de hogaza, pero, según el tamaño, puede variar la cantidad de ingredientes necesarios para rellenarlo.

Pon en un bol la calabaza asada (sin piel y sin semillas), condimenta con la salsa de mostaza, el comino, la pimienta negra, la sal y el cebollino picado, chafa con un tenedor (la calabaza está muy blandita) y mezcla bien, hasta obtener una especie de paté para untar. Prueba y rectifica de sal o especias si fuera necesario, también puedes añadir un poquito de aceite de oliva virgen extra.

Sándwich de calabaza con queso gorgonzola

Corta el queso gorgonzola en lonchas no muy finas, intentando que haya equilibrio entre la calabaza y el queso que rellenarán el bocadillo.

Pon a calentar la plancha grill o la parrilla y unta con un poco de aceite de oliva virgen extra. Coloca el sándwich y pon el fuego a temperatura media para que el pan se vaya tostando y el relleno coja calor. Cuando se haya hecho por un lado, dale la vuelta y deja que el pan se tueste y el queso esté casi fundido.

Acabado y presentación

Sin demora, lleva al plato el sándwich de calabaza y gorgonzola para disfrutarlo caliente, con el pan crujiente y el relleno bien jugoso y tierno. ¡Buen provecho!

Sándwich de calabaza con queso gorgonzolaSándwich de calabaza con queso gorgonzolaSándwich de calabaza con queso gorgonzola

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...