Patatas gajo con queso feta, limón y tomillo, una deliciosa y aromática receta para compartir

Si quieres preparar unas patatas crujientes y sabrosas para un aperitivo o una guarnición, toma nota de estas Patatas gajo con queso feta, limón y tomillo, es una deliciosa y aromática receta para compartir y repetir, tan fácil y rápida de hacer…

Patatas gajo con queso feta, limón y tomillo

Las patatas fritas son una de las comidas que más gustan a todos, pero no conviene comerlas muy a menudo, sencillamente porque el método de cocción no es el más saludable, pero es fácil obtener resultados muy similares dando dos cocciones a las patatas, primero al vapor y después en la plancha. Ya hemos compartido con vosotros algunas recetas de patatas crujientes deliciosas y saludables, y hoy tenemos otra, son nuestras patatas gajo con queso feta, limón y tomillo.

Es una receta de patatas muy fácil de hacer que lo mismo sirve para una guarnición, igual que las patatas fritas, pero también como tapa o aperitivo. La combinación de las patatas crujientes con el queso feta, el limón y las hierbas aromáticas os va a sorprender gratamente, así que no dudéis en tomar nota y probar cuanto antes las patatas gajo crujientes, es una deliciosa y aromática receta para compartir.

Ingredientes (4 comensales)

  • 800 gramos de patatas pequeñas
  • 1 diente de ajo
  • 1 c/c de orégano
  • 4 ramitas de tomillo fresco
  • c/n de sal
  • c/n de pimienta recién molida
  • 125 gramos de queso feta
  • 1 limón eco
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de aceitunas arbequinas (u otra variedad).

Elaboración

Lava muy bien las patatas y ponlas en un estuche o recipiente de silicona para la cocción al vapor en el microondas. Programa siete minutos a 800 vatios. Finalizado el tiempo, comprueba que las patatas están cocidas, pero deben quedar enteras, que no se cuezan demasiado y después se deshagan.

Si no tienes microondas o no quieres utilizarlo, puedes cocer las patatas en una olla al fuego, como hagas normalmente, pero procurando que no se hagan demasiado.

Cuando las patatas estén cocidas, córtalas en gajos sin necesidad de pelarlas, la piel tostada de las patatas está muy rica. Pon una sartén grande a calentar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y dora las patatas gajo añadiendo el ajo chafado para que suelte su sabor, sal, pimienta, orégano y la mitad del tomillo.

Patatas gajo con queso feta, limón y tomillo

Una vez que los gajos de patata con piel estén dorados y crujientes por fuera, retíralos del fuego y prepara el resto de los ingredientes para emplatar.

Escurre el queso, que tendrás a temperatura ambiente para que no esté muy frío, y desmígalo con las manos. Lava muy bien el limón y ralla su piel, deshoja las ramitas de tomillo y escurre las aceitunas.

Acabado y presentación

Sirve las patatas gajo salteadas en una bandeja o en platos individuales, reparte el queso feta, la piel rallada de limón y las aceitunas. Termina con un hilo de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Patatas gajo con queso feta, limón y tomilloPatatas gajo con queso feta, limón y tomilloPatatas gajo con queso feta, limón y tomillo

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...