- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Impacto ambiental: Alimentos cárnicos vs alimentos vegetales

Impacto de la carne en el medio ambiente

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) y de la Universidad de Oxford (Reino Unido), ha analizado el impacto ambiental de los alimentos cárnicos vs alimentos vegetales, y según las conclusiones, la producción de alimentos cárnicos y concretamente de carne roja, es 35 veces más dañina para el medio ambiente que la producción de alimentos vegetales. Así que se constata que los alimentos que son más saludables para los seres humanos, lo son también para el medio ambiente.

Los expertos comentan que alimentos que se asocian a la mejora de la salud, como pueden ser las verduras, las frutas, las legumbres, los frutos secos y algunos aceites vegetales como el aceite de oliva, tienen un impacto ambiental muy bajo. Por el contrario, los alimentos como la carne roja y la carne procesada, se asocian a un mayor impacto ambiental y, además, aumenta la probabilidad de sufrir diferentes enfermedades.

Anteriormente hemos hablado de estudios que van en la misma línea, merece la pena recordar los resultados de este estudio realizado por expertos de la Universidad de New Hampshire (Estados unidos), en el que se concluía que la dieta vegetariana reduce el impacto ambiental entre un 42% y un 84%. Otra investigación que merece la pena destacar es la que trata del desarrollo y producción de la denominada “carne vegetal” realizado por Good Food Institute (GFI), según sus conclusiones, el grado de sostenibilidad de este tipo de alimentos (que son vegetales) es muy reducido en comparación con la carne de origen animal, se ahorra en recursos, contaminan mucho menos, liberan muchos menos gases de efecto invernadero, se limitan problemas como la resistencia a los antibióticos, etc.

La actual investigación determina que en el término medio (excepciones) se encuentran alimentos como el pescado, se trata de un producto saludable, pero con un impacto ambiental moderado. En este segmento se incluyen también los alimentos procesados con un alto contenido en azúcar, que, aunque son perjudiciales para la salud, tienen un impacto ambiental relativamente bajo. Volviendo a los alimentos cárnicos y a otros productos derivados de los animales, los autores del estudio explican que la carne roja de vacuno, cordero y cabra, y la carne procesada en general, tuvieron un mayor impacto ambiental y mayores riesgos para la salud. La carne de ave de corral y otros alimentos de origen animal como los productos lácteos, arrojaron un impacto ambiental moderado y un pequeño riesgo de aumento de enfermedades en los seres humanos.

Impacto ambiental del pescado

Los resultados obtenidos de esta investigación podrían ayudar a los consumidores a tomar mejores decisiones a la hora de realizar la compra para la alimentación diaria, si en los productos se incluyera información sobre su impacto para la salud y el medioambiente, además, permitiría a los responsables políticos aconsejar sobre pautas dietéticas más efectivas y beneficiosas. Continuar con los actuales modelos de producción alimentaria y alimentación es una grave amenaza para la salud, el clima, los ecosistemas y los recursos hídricos de la Tierra, ya que las dietas son la principal causa de una salud deficiente y de los daños medioambientales.

Los investigadores explican que la elección de dietas mejores y más sostenibles es una de las principales formas que tienen los consumidores de mejorar la salud y ayudar a proteger el medio ambiente, cómo y dónde se produce un alimento también afecta a su impacto ambiental, pero en un grado mucho menor que la elección de los productos alimenticios. Obviamente, si se cuenta con la información oportuna (etiquetado de la huella del carbono) se pueden promover los alimentos más respetuosos con el medioambiente, siendo generalmente los alimentos de proximidad los que menos emisiones generan.

Los expertos han revisado varios estudios de cohorte (investigaciones observacionales y de análisis) donde se ha realizado un seguimiento a largo plazo a un grupo de personas, y donde se han realizado evaluaciones del ciclo de la vida a fin de estimar los impactos ambientales de los alimentos que consumían. Los análisis de salud y medio ambiente incluyeron cinco resultados, para la salud: mortalidad, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes tipo II y cáncer colorrectal, y para el medio ambiente: emisiones de gases de efecto invernadero, uso del suelo, uso del agua, contaminación del agua y potencial de acidificación (interacción entre el óxido de nitrógeno y el dióxido de azufre con otros elementos presentes en la atmósfera). Los expertos comentan que los resultados fueron consistentes cuando se aplicaron en casi todas las combinaciones de resultados de salud y medio ambiente.

El impacto ambiental de los alimentos vegetales es bajo

Este es otro estudio más que se suma a las evidencias de la necesidad de reducir o reemplazar el consumo de alimentos de origen animal por alimentos de origen vegetal, tanto para mejorar la salud como para preservar el medio ambiente. Recordemos este informe realizado por el RISE en el que se advierte que la producción de carne y productos lácteos debe reducirse a la mitad para el año 2050, o el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) titulado “Cambio Climático y Tierra”, en el que también se recomienda reducir el consumo de carne y aumentar el consumo de alimentos vegetales.

Pocos argumentos tiene la campaña del sector ganadero de la Unión Europea titulada #MeattheFacts, con la finalidad de que no se culpe a la carne de la crisis climática, son muchísimos los estudios que muestran los problemas asociados a la producción y consumo de carne, y cada día aparecen más. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Impacto ambiental: Alimentos cárnicos vs alimentos vegetales

Posted By VelSid On In Noticias gastronómicas | No Comments

Impacto de la carne en el medio ambiente

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) y de la Universidad de Oxford (Reino Unido), ha analizado el impacto ambiental de los alimentos cárnicos vs alimentos vegetales, y según las conclusiones, la producción de alimentos cárnicos y concretamente de carne roja, es 35 veces más dañina para el medio ambiente que la producción de alimentos vegetales. Así que se constata que los alimentos que son más saludables para los seres humanos, lo son también para el medio ambiente.

Los expertos comentan que alimentos que se asocian a la mejora de la salud, como pueden ser las verduras, las frutas, las legumbres, los frutos secos y algunos aceites vegetales como el aceite de oliva, tienen un impacto ambiental muy bajo. Por el contrario, los alimentos como la carne roja y la carne procesada, se asocian a un mayor impacto ambiental y, además, aumenta la probabilidad de sufrir diferentes enfermedades.

Anteriormente hemos hablado de estudios que van en la misma línea, merece la pena recordar los resultados de este estudio realizado por expertos de la Universidad de New Hampshire (Estados unidos), en el que se concluía que la dieta vegetariana reduce el impacto ambiental entre un 42% y un 84%. Otra investigación que merece la pena destacar es la que trata del desarrollo y producción de la denominada “carne vegetal” realizado por Good Food Institute (GFI), según sus conclusiones, el grado de sostenibilidad de este tipo de alimentos (que son vegetales) es muy reducido en comparación con la carne de origen animal, se ahorra en recursos, contaminan mucho menos, liberan muchos menos gases de efecto invernadero, se limitan problemas como la resistencia a los antibióticos, etc.

La actual investigación determina que en el término medio (excepciones) se encuentran alimentos como el pescado, se trata de un producto saludable, pero con un impacto ambiental moderado. En este segmento se incluyen también los alimentos procesados con un alto contenido en azúcar, que, aunque son perjudiciales para la salud, tienen un impacto ambiental relativamente bajo. Volviendo a los alimentos cárnicos y a otros productos derivados de los animales, los autores del estudio explican que la carne roja de vacuno, cordero y cabra, y la carne procesada en general, tuvieron un mayor impacto ambiental y mayores riesgos para la salud. La carne de ave de corral y otros alimentos de origen animal como los productos lácteos, arrojaron un impacto ambiental moderado y un pequeño riesgo de aumento de enfermedades en los seres humanos.

Impacto ambiental del pescado

Los resultados obtenidos de esta investigación podrían ayudar a los consumidores a tomar mejores decisiones a la hora de realizar la compra para la alimentación diaria, si en los productos se incluyera información sobre su impacto para la salud y el medioambiente, además, permitiría a los responsables políticos aconsejar sobre pautas dietéticas más efectivas y beneficiosas. Continuar con los actuales modelos de producción alimentaria y alimentación es una grave amenaza para la salud, el clima, los ecosistemas y los recursos hídricos de la Tierra, ya que las dietas son la principal causa de una salud deficiente y de los daños medioambientales.

Los investigadores explican que la elección de dietas mejores y más sostenibles es una de las principales formas que tienen los consumidores de mejorar la salud y ayudar a proteger el medio ambiente, cómo y dónde se produce un alimento también afecta a su impacto ambiental, pero en un grado mucho menor que la elección de los productos alimenticios. Obviamente, si se cuenta con la información oportuna (etiquetado de la huella del carbono) se pueden promover los alimentos más respetuosos con el medioambiente, siendo generalmente los alimentos de proximidad los que menos emisiones generan.

Los expertos han revisado varios estudios de cohorte (investigaciones observacionales y de análisis) donde se ha realizado un seguimiento a largo plazo a un grupo de personas, y donde se han realizado evaluaciones del ciclo de la vida a fin de estimar los impactos ambientales de los alimentos que consumían. Los análisis de salud y medio ambiente incluyeron cinco resultados, para la salud: mortalidad, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes tipo II y cáncer colorrectal, y para el medio ambiente: emisiones de gases de efecto invernadero, uso del suelo, uso del agua, contaminación del agua y potencial de acidificación (interacción entre el óxido de nitrógeno y el dióxido de azufre con otros elementos presentes en la atmósfera). Los expertos comentan que los resultados fueron consistentes cuando se aplicaron en casi todas las combinaciones de resultados de salud y medio ambiente.

El impacto ambiental de los alimentos vegetales es bajo

Este es otro estudio más que se suma a las evidencias de la necesidad de reducir o reemplazar el consumo de alimentos de origen animal por alimentos de origen vegetal, tanto para mejorar la salud como para preservar el medio ambiente. Recordemos este informe realizado por el RISE en el que se advierte que la producción de carne y productos lácteos debe reducirse a la mitad para el año 2050, o el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) titulado “Cambio Climático y Tierra”, en el que también se recomienda reducir el consumo de carne y aumentar el consumo de alimentos vegetales.

Pocos argumentos tiene la campaña del sector ganadero de la Unión Europea titulada #MeattheFacts, con la finalidad de que no se culpe a la carne de la crisis climática, son muchísimos los estudios que muestran los problemas asociados a la producción y consumo de carne, y cada día aparecen más. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).