3 formas de envolver una botella para regalar en Navidad

En este vídeo podéis ver tres formas de envolver una botella de vino o de cualquier otra bebida para regalar en Navidad. Los envoltorios se preparar de forma fácil y rápida, utilizando materiales como el papel Kraft, el papel de regalo o una servilleta, los resultados están a la altura de la celebración.

Envolver botellas como regalo de Navidad

Un buen vino puede ser un magnífico regalo para un día señalado, además, suele ser un presente muy recurrido cuando se va de invitado a una comida o cena de celebración. Cuando se compra en tiendas especializadas es fácil que engalanen la botella como se merece si es para regalar, en caso contrario, seremos nosotros los que deberemos proporcionarle el aspecto de un regalo, siempre será mucho más llamativo que entregar la botella dentro de una bolsa, de este modo se resta valor al regalo, y al vino. Pero esto se soluciona fácilmente sabiendo cómo se puede envolver una botella, de vino o de cualquier otra bebida.

Dado que se aproximan las fiestas navideñas y en ellas el vino adquiere más protagonismo por las comidas y cenas de las que se disfrutan, os proponemos ver un vídeo en el que se muestran 3 formas de envolver una botella para regalar en Navidad, veréis que son tres ideas sencillas y originales, sin complicaciones y con un resultado que ayudará a ensalzar el presente. De acuerdo que existen muchas formas originales de envolver el vino, e incluso podemos encontrar tiendas que ofrecen todo tipo de packagings ideales para ello, pero si no los tenemos o simplemente lo queremos hacer más personal, siempre podremos recurrir a los métodos que podéis ver a continuación.

En el vídeo se muestran tres formas de envolver una botella de vino utilizando un simple papel de envolver o papel kraft, papel de regalo de reducidas dimensiones, y una servilleta de tela. Como materiales adicionales se puede necesitar un trozo de cuerda, un lazo o un pequeño adorno navideño y un lápiz con el que añadir un mensaje personalizado.

En la primera propuesta para envolver la botella de vino se utiliza papel kraft, un tipo de papel grueso, resistente y cuya superficie puede ser algo rugosa, de hecho, se ha considerado como un papel de mala calidad y sin elegancia, sin embargo, con los años se ha transformado y desde hace algún tiempo es considerado ideal para los regalos mejorando su condición. Se puede optar por un papel kraft de color negro o color tierra, quizá es preferible el negro porque se puede escribir un mensaje personalizado que resaltará mucho más que con el color tierra.

Seguidamente se procede a envolver la botella como corresponde a su forma, un cilindro, procurando que el envoltorio se ajuste a la base de la botella y dejando papel sobrante por la zona de la boca. Se fija el papel firmemente con un poco de celo sobre la botella y se coloca de pie, el resultado es un cilindro cuya parte superior deberá plegarse tal y como se muestra en el vídeo. Ya sólo resta añadir una bonita cuerda o un lazo y tendremos listo un regalo que no pasará inadvertido y creará expectación a quien lo reciba.

La segunda idea para envolver una botella es con papel de regalo, con un trozo pequeño, se trata de cubrir el cuerpo, dejando al descubierto hombros, cuello y boca de la botella. El papel se fija con celo y en el cuello de la botella, se coloca un lazo a juego con el papel y una tarjeta con un mensaje personalizado. Este es el método más sencillo para engalanar la botella, aunque consideramos que dependerá de la etiqueta de la botella, ya que algunas son obras de arte y quizá bastaría con colocar un simple lazo y una etiqueta con un mensaje navideño colgando del cuello de la botella. Por cierto, también se puede utilizar papel de regalo de gran tamaño, en este vídeo podéis ver cómo hacerlo.

La tercera propuesta consiste en envolver la botella con una servilleta, simplemente hay que unir dos puntas para formar un triángulo, se coloca la botella en el centro y se coge una de las puntas pasándola sobre la botella, después se termina de envolver haciéndola rodar para que el envoltorio quede firme. La punta final de la servilleta se debe plegar hacia adentro para que no se vea y se procede a colocar un lazo llamativo. También se puede añadir algún pequeño adorno y una tarjeta de felicitación colgando del cuello de la botella.

¿Qué os parece? Como hemos comentado, son tres formas muy sencillas de engalanar una botella de vino o de cualquier otra bebida como regalo de Navidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...