El ganador del Premio a la Mentira Publicitaria más Insolente del Año 2019 da la cara y recoge el premio

Para sorpresa de muchos, e incluso de Foodwatch, el ganador del Premio a la Mentira Publicitaria más Insolente del Año 2019 ha dado la cara y se ha presentado para recoger el premio, siendo la primera vez en la historia de estos premios que sucede algo así.

Goldener Windbeutel 2019

En la historia del Premio a la Mentira Publicitaria más Insolente organizado por la asociación de consumidores alemana Foodwatch, ninguna de las empresas alimentarias que lo ha ganado ha querido recoger un galardón tan poco honroso, que se asocia a las malas prácticas y estrategias publicitarias. Sí ha ocurrido en alguna ocasión, que un fabricante rectifique y anuncie un cambio, sea eliminando el azúcar añadido de un producto, cambiando la publicidad que aparece en el envase y que induce a error, comprometiéndose a mostrar información veraz, sin destacar un ingrediente prácticamente inexistente en la formulación, en definitiva, dejar de utilizar las denominadas etiquetas trampa.

Pues bien, en esta edición ha ocurrido algo nuevo, el ganador del Premio a la Mentira Publicitaria más Insolente del Año 2019 da la cara y recoge el premio. Jochen Walz, el gerente de Zwergenwiese, la empresa responsable de la elaboración de la salsa de tomate ecológica infantil con un alto contenido en azúcares añadidos, aceptó personalmente el premio frente a las cámaras de televisión como podréis ver en el vídeo, prometiendo que se revisaría el producto para intentar eliminar los azúcares añadidos (concentrado de manzana) y cumplir con lo que recomienda la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre los límites de azucares añadidos en los alimentos dirigidos a la población infantil.

Zwergenwiese asegura que revisará todos los alimentos que produce y que se dirigen al público infantil, pero no llega a comprometerse con una fecha, comenta que actualmente se trabaja en esa línea y que necesita tiempo para ello. Por su parte, Foodwatch le comunicó al gerente de la empresa que vigilaría de cerca sus progresos, el gerente prometió informar a la organización alemana sobre todos sus pasos en la mejora de los productos con el deseo de cooperar y alcanzar el objetivo. Como gesto de esa cooperación, la empresa entregó un presente a Foodwatch, un sombrero de enano de color dorado que, según el gerente, representa la predisposición a la cooperación.

Zwergenwiese recoge el Goldener Windbeutel 2019

Resulta curioso cómo ha cambiado el discurso de esta empresa, recordemos que cuando recibió la noticia de que la salsa de tomate para niños estaba nominada al premio, su contestación y justificación dejó con la boca abierta a muchos expertos. La empresa aseguraba que ‘cuanto más pequeño era el niño, más dulce debía ser el producto que se ofrecía’, expertos como el presidente de la Asociación Nacional de Pediatras de Alemania, manifestaron que esta declaración era tan estúpida como peligrosa y no le faltaba razón alguna. Sin embargo, parece que Zwergenwiese ha tomado buena nota de lo ocurrido, y con toda valentía recoge el premio y muestra su predisposición a mejorar este y otros productos que produce.

El gerente comenta que trabajan para sustituir el concentrado de manzana (que no deja de ser azúcar) presente en la salsa, en este sentido, Foodwatch le hace una sugerencia que resulta bastante coherente, ¿por qué no etiquetar como salsa para niños otras salsas de tomate que elabora la empresa, y cuyo contenido en azúcar es reducido? La organización alemana dice al gerente que, si existe un compromiso con cumplir con las recomendaciones de la OMS, Foodwatch aceptará el presente que le entrega la empresa, el sombrero dorado de enano, aunque, la verdad, no comprendemos bien ese significado que le otorgan a este presente, ya que no encarna la colaboración. Hay que apuntar que este premio debería ser entregado a muchas empresas que elaboran un producto similar, recordemos que la mayoría de salsas de tomate para niños contienen mucho azúcar según un análisis de la organización de consumidores.

Como decíamos, es toda una sorpresa que una empresa alimentaria acepte este indecoroso premio que entrega Foodwatch, quizá sienta precedente y otras empresas se dignen a dar la cara, reconocer sus errores y hacer los cambios oportunos para elaborar productos más saludables y con total transparencia. Podéis conocer todos los detalles de la noticia a través de la página oficial de la organización alemana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...