Gastronomía & Cía Opciones
 

Ganador del Premio al Producto Alimenticio más Fraudulento del Año 2019

Ya se ha dado a conocer al ganador del Premio al Producto Alimenticio más Fraudulento del Año 2019, se trata de la crema de chocolate para bebés De Kleine Keuken, producto dirigido a bebés a partir de ocho meses de edad, que se anuncia como natural y saludable, pero que está cargado de azúcares añadidos.

Crema de chocolate para bebés De Kleine Keuken

A finales del mes pasado Foodwatch Países Bajos presentaba a los nominados al Het Gouden windei 2019 (Premio al Producto Alimenticio más Fraudulento del Año 2019), ocho productos elegidos como candidatos a este premio por ser considerados un engaño a los consumidores, sea por prácticas de marketing en el etiquetado que son fraudulentas o que inducen a error, por ensalzar ingredientes cuya presencia es testimonial, por declaraciones saludables falsas, etc.

Pues bien, ya se ha dado a conocer al ganador del Premio al Producto Alimenticio más Fraudulento del Año 2019, se trata de la crema de chocolate para bebés De Kleine Keuken, un producto que se recomienda para los bebés a partir de los ocho meses de edad, anunciado como natural y saludable. A pesar de que Kleine Keuken manifiesta que tiene el sueño de que todos los niños crezcan sanos y con energía, obvia las recomendaciones nutricionales de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y pone en riesgo la salud de los bebés, ya que la crema en cuestión, tiene nada menos que un 30% de azúcares añadidos, algo que le hace merecedora del premio.

Hay que decir que otros candidatos también tenían muchas posibilidades de ganar este premio que ninguna empresa quiere recoger, la confitura de frutos del bosque de Damhert abusaba del azúcar añadido (32’6 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto) y engañaba con la publicidad, el queso de cabra de untar de Albert Heijn se podía considerar en realidad un queso de vaca, la crema de cacahuetes Bongo tenía sólo un 51% de cacahuetes y abusaba del azúcar añadido y las grasas. El agua ecológica enlatada de CanOwater utilizaba un envase que no era una buena elección para preservar el medio ambiente, la bebida Lipton de Té Matcha era nominada por su presencia testimonial de té matcha, sólo un 0’007%, las barritas Kellogg’s Coco Pops abusaban del azúcar añadido, y las verduras de temporada de la cadena de supermercados Albert Heijn se consideraban una tomadura de pelo porque en realidad no eran de temporada.

Crema de chocolate para bebés De Kleine Keuken

En la votación online participaron más de 10.000 personas, de ellas, un 23% eligió la crema de chocolate para bebés De Kleine Keuken, ya que no se concibe que un producto dirigido a los bebés, que se anuncia como saludable y natural (una falsedad), tenga tanta grasa y azúcar. En segundo lugar se han colocado las verduras de temporada de Albert Heijn con un 22% de las votaciones, y es que no se puede hablar de productos de temporada si son importados de terceros países. Hay que decir que este producto se habría llevado el premio, pero parece ser que Albert Heijn reconoció su error y anunció que dejaría de promocionar las verduras de otras partes del mundo como verduras de temporada, lo que ha permitido que disminuyera el número de votos que recibía.

En tercer lugar, se ha clasificado el queso de cabra de untar de Albert Heijn, en cuarto lugar, el agua ecológica enlatada de CanOwater, en quinta posición la bebida Lipton de Té Matcha, en sexto lugar las barritas Kellogg’s Coco Pops, en séptimo lugar la crema de cacahuetes Bongo y en última posición la confitura de frutos del bosque de Damhert. Recordemos que este premio se instauró en los Países Bajos siguiendo el modelo del Premio a la Mentira Publicitaria más Insolente del Año que se realiza en Alemania, siendo el primero creado por Foodwatch y también el que tiene una mayor participación. Pero año tras año, en los Países Bajos el concurso crece en popularidad, y cuanta más notoriedad, mayor es su capacidad de persuasión para que la industria alimentaria sea obligada a trabajar de forma honesta y transparente.

Es bastante probable que Kleine Keuken no recoja el premio, ya que para las empresas es deshonroso, sin embargo, hay que recordar que este año ocurrió un hecho sin precedentes, el ganador del premio en Alemania dio la cara y lo recogió. Su gerente aseguro que tomaba nota reconociendo el error y trabajando en una nueva formulación, quizá en el premio que se otorga en los Países Bajos, Kleine Keuken tome nota y haga lo propio. Podéis conocer más detalles de la votación y los resultados a través de este artículo publicado en la página web de la organización de consumidores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.