Gastronomía & Cía Opciones
 

Cuatro recursos de una cocina doméstica para mantener la comida caliente y que llegue a la mesa en su punto

¿Ya tienes pensado el menú pero te falta algo de organización en la cocina para que todo salga redondo en estas fiestas? Quizá necesites conocer estos cuatro recursos de una cocina doméstica para mantener la comida caliente y que llegue a la mesa en su punto.

Trucos de cocina

Tan importante es hacer buenos platos para un menú festivo, como servirlos en su punto de cocción y de temperatura, y esto último puede ser algo complicado cuando no se dispone de muchos medios, de espacio en la cocina, de experiencia… además, hay más comensales de los habituales, pues en las fiestas navideñas es habitual reunirse con familiares y/o amigos. Pero todo tiene solución, y en cualquier cocina podemos encontrar recursos que nos faciliten poder servir la comida a todos los comensales a la vez y a la temperatura adecuada.

Anteriormente hemos comentado algunos trucos para que la comida llegue a la mesa caliente, que no se enfríe uno de los platos del menú mientras se está preparando otro. Imaginamos que no somos los únicos a los que nos ha pasado, que el anfitrión haya hecho con tanta anticipación la comida para que lo le pille el toro, que cuando sirve las gambas a la plancha de aperitivo, están frías, o el asado está prácticamente a temperatura ambiente, y son cosas que, si se recalientan, pierden el punto de cocción.

Una de las cosas que hay que tener en cuenta cuando se crea un menú para una comida festiva, y especialmente si hay muchos invitados (pues es cuando la cosa se complica), es que se puedan cocinar los platos en distintos tiempos o que necesiten distintos tiempos para estar hechos, o incluso que a los últimos les vaya bien un reposo una vez hechos… para que todos lleguen a la temperatura adecuada a la mesa. Es de lógica, si todo se cocina a la vez, mientras se come un plato el siguiente se enfriará.

Es casi irremediable que los anfitriones de las fiestas navideñas y de cualquier otra celebración en torno a una mesa, no puedan disfrutar de todos los platos junto a sus comensales, no al menos todo el rato, pues hay que servir, recoger, preparar… pero merece la pena. Así que veamos lo que queríamos ofreceros hoy esperando que os resulte útil para la preparación de la cena de Nochevieja o la comida de Año Nuevo que estamos a punto de celebrar, son cuatro recursos de una cocina doméstica para mantener la comida caliente y que llegue a la mesa en su punto.

Receta de Tournedó con cecina y su guarnición de castañ

Baño maría

El baño maría es un método de cocción que proporciona calor indirecto a los alimentos y los cocina suavemente, pero también es un buen método para mantener una comida caliente porque transmite el calor de forma suave, uniforme y constante, sin ‘recocer’ la comida. Es importante que la elaboración culinaria esté tapada mientras está al baño maría para que no pierda calor, ni agua.

Termos y fiambreras térmicas

Normalmente relacionamos los termos o las fiambreras térmicas a los momentos en los que tenemos que comer fuera de casa, pues son elementos diseñados para mantener la comida caliente varias horas, lo que se suele necesitar cuando se come en el trabajo, en el centro de estudios, en una excursión… Pero también los podemos utilizar en casa, y sea un termo de líquidos o de comidas sólidas, nos permitirá mantener la preparación culinaria a la temperatura adecuada. Claro, habrá que valorar el volumen de la comida y la capacidad del termo, en algunos casos puede hacerse necesario comprar uno grande para estas ocasiones.

Horno y microondas

Si el horno no se está utilizando o se ha terminado de utilizar, puede servir de ‘armario caliente’ para mantener la comida a la temperatura adecuada. En el caso de que haya estado funcionando a una temperatura elevada para cocinar, habrá que esperar a que se enfríe un poco, pues lo ideal para que sea un buen recurso para mantener la comida caliente sin recocerla es que se encuentre en unos 60-90º C, según lo que se vaya a introducir en el horno. Y el microondas se puede utilizar si el tiempo de espera es más corto, pues principalmente lo que hará será aislar la preparación culinaria, manteniendo su calor más tiempo. Si antes de introducir el recipiente se pone unos minutos a máxima potencia para que el interior del microondas esté caliente, puede ser más efectivo por más tiempo.

Calentar los platos antes de servir

En las celebraciones con familiares y/o amigos no sólo el cocinero puede ser responsable de que la comida se enfríe, lo normal es conversar mientras se está comiendo y la comida en el plato se enfría. Un buen truco para que la comida tarde más en enfriarse una vez que se ha servido, es calentar los platos antes, puede hacerse en el horno o en el microondas, y quien disponga de un mueble calientaplatos, pues ya lo tiene. Es importante avisar a los comensales de que el plato está caliente cuando se le sirve.

Estamos seguros de que vosotros también podéis aportar algunos consejos y trucos para mantener la comida caliente cuando se hace un menú largo, para muchas personas, para poder charlar mientras se come… ya sabemos que la necesidad agudiza el ingenio, y a veces tenemos cosas en la cocina a las que no les sacamos todo el rendimiento. Así que compartidlos, a todos nos vendrán muy bien estos días.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.