Gastronomía & Cía Opciones
 

Normas voluntarias para el etiquetado de las alternativas a la carne en los Estados Unidos

La organización Plant Based Foods Association ha presentado recientemente en Estados Unidos un conjunto de normas voluntarias para el etiquetado de las alternativas a la carne, con el fin de estandarizar la información que las empresas asociadas a la PBFA proporcionan a los consumidores.

Normas de etiquetado para las alternativas a los alimentos cárnicos

La PBFA (Plant Based Foods Association), organización que aglutina a las empresas que elaboran alimentos y bebidas derivadas de productos vegetales, ha presentado un primer conjunto de normas voluntarias para el etiquetado de las alternativas a la carne en los Estados Unidos, con el propósito de ayudar a todas las empresas que pertenecen a esta asociación en la estandarización de la información que aparece en las etiquetas de los productos alimenticios vegetales que imitan a los productos cárnicos.

La organización comenta que el cometido de estas normas es proporcionar a los consumidores información clara y precisa de los alimentos vegetales que imitan las cualidades de la carne. En este grupo de estándares se permiten las referencias de los nombres propios de los alimentos cárnicos, es decir, se pueden utilizar términos como “carne, “pollo”, “hamburguesa”, etc., junto a una descriptiva que identifique claramente que se trata de un alimento elaborado con materias primas vegetales 100%. Se deberán incluir en el etiquetado términos como “a base de productos vegetales”, “vegano”, “sin carne”, “vegetariano”, “elaborado con ingredientes vegetales” y otras frases similares.

Según la PBFA, a medida que estos alimentos vegetales crecen en popularidad, aumentan las amenazas políticas sustentadas en determinados intereses, como los de la industria cárnica. Se puede citar como ejemplo esta petición que realizó la Asociación de Ganaderos de Estados Unidos (USCA) al Departamento de Agricultura del país, para que la carne producida en un laboratorio o los productos vegetales que imitan a la carne, pudieran denominarse ‘carne’.

Más recientemente, se puede citar el Proyecto de Ley Real MEAT Act 2019 que tiene el objetivo de etiquetar como ‘carne de imitación’, la ‘carne’ vegetal y la procedente del cultivo celular, pero lo cierto es que hay muchas iniciativas impulsadas por las empresas cárnicas para evitar a toda costa que las empresas que elaboran alimentos vegetales utilicen terminología propia de los alimentos cárnicos. Además de los estándares de etiquetado voluntario, la PBFA también participa activamente en batallas políticas a nivel estatal y federal con el fin de defender los derechos constitucionales de sus miembros para que utilicen un etiquetado de sentido común, lo que implica hacer frente al Proyecto de Ley Real MEAT Act 2019 antes citado, cuyo propósito es incluir el término “imitación” en las etiquetas de los alimentos vegetales que emulan los alimentos cárnicos.

PBFA Estados Unidos

La Plant Based Foods Association ha estado luchando a lo largo del 2019 en más de la mitad de los estados del país, contra esos proyectos de ley que restringen el uso de la terminología cárnica en los alimentos vegetales, asegurando que los lobbies de la carne y los lácteos mantienen su ataque a la competencia en el mercado libre. La organización comenta que estos ataques se seguirán sucediendo, por lo que va a seguir trabajando para garantizar un “campo de juego” equilibrado y coherente.

Volviendo a las normas voluntarias para el etiquetado de las alternativas a la carne, según su texto, la PBFA ha desarrollado una nomenclatura sugerida para la amplia gama de productos existentes, se han proporcionado definiciones y directrices para estos alimentos, se nombran los términos propios de la carne que se pueden utilizar con palabras que describen un sabor característico, la textura, el uso, etc., sin limitaciones. El etiquetado debe indicar claramente que el producto es de origen vegetal mediante el uso de las frases y términos propuestos u otros comparables.

Se recomienda que este reglamento voluntario se empiece a utilizar dentro de un año a partir de su fecha de publicación, claro, que cabe la posibilidad de que salga adelante una ley federal que lo invalide, quizá por ello se proporciona un margen de un año para que empiece a ser utilizado por las empresas asociadas a la PBFA. Seguro que no tardaremos mucho en conocer la reacción de las empresas del sector lácteo y cárnico a este conjunto de normas, ya que no están en absoluto de acuerdo con que se utilice terminología propia de la carne o la leche en los alimentos vegetales. En este enlace (Pdf) podréis conocer todos los puntos de las directrices voluntarias.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.