Las empresas alimentarias no cumplen sus compromisos en favor del aceite de palma sostenible, según WWF

WWF (World Wild Fund for Nature) ha dado a conocer el informe “Palm Oil Buyers Scorecard”, según sus conclusiones, las empresas alimentarias no cumplen sus compromisos en favor del aceite de palma sostenible, por lo que han seguido contribuyendo a la destrucción de hábitats y especies vulnerables.

Palm Oil Buyers Scorecard 2020

WWF (World Wild Fund for Nature) ha presentado su informe “Palm Oil Buyers Scorecard 2020”, documento en el que se analiza el progreso de las empresas en relación con el compromiso de realizar compras de aceite de palma sostenible. Recordemos que el Fondo Mundial para la Naturaleza cree que la industria del aceite de palma puede crecer y desarrollarse, sin necesidad de deforestación y respetando la biodiversidad y el medio ambiente, pero para ello apunta que es necesario que se cumplan los requisitos establecidos por la RSPO (Mesa Redonda del Aceite de Palma Sostenible).

Pues bien, las empresas alimentarias no cumplen sus compromisos en favor del aceite de palma sostenible, según WWF, de las 173 empresas analizadas procedentes de Dinamarca, Países Bajos, Estados Unidos, Australia, Bélgica, Canadá, Finlandia, Suiza, Francia, Alemania, Indonesia, Irlanda, Italia, Suecia, Malasia, Polonia, Singapur, Portugal y Reino Unido, ninguna ha obtenido una buena puntuación a partir de los criterios establecidos por la organización, si se cumple con los compromisos para comprar aceite de palma sostenible certificado por la RSPO, si hay transparencia en las compras que se realizan en las distintas cadenas de suministro, si las empresas esperan a que sus proveedores sigan un compromiso de no deforestación, si se compra únicamente aceite de palma que cuente con un certificado de trazabilidad, etc.

El Fondo Mundial para la Naturaleza destaca que las empresas alimentarias no han cumplido con sus propios compromisos, por lo que han seguido contribuyendo en la destrucción de hábitats y especies vulnerables como puede ser, por ejemplo, el orangután. Por esta razón, se considera que estos compromisos y metas adquiridas hace años con el propósito de eliminar la destrucción del medio ambiente en las cadenas de suministro, han fallado, y no es sólo que varias empresas no han logrado obtener una puntuación satisfactoria, sino que la mayoría todavía deben realizar un largo trayecto hasta cumplir medianamente con lo que se comprometieron en su momento.

Las empresas incumplen sus promesas para con el aceite de palma

Irónicamente y según los datos del informe, compañías como Ferrero, que es responsable de la producción de Nutella, un producto destacado y cuestionado en varias ocasiones por su relación con el aceite de palma, incluso por gobiernos como el francés, ha sido una de las empresas que mejor puntuación ha obtenido en el cumplimiento de sus compromisos, otras compañías que daba la impresión de que cumplirían sus compromisos se han quedado muy rezagadas. En el informe también se destaca que Mars es otra de las empresas del grupo que ha obtenido mayor puntuación (más de 17 puntos) junto a L’Oréal, Bahlsen y FrieslandCampina.

Tras más de 10 años de tener plena conciencia sobre el impacto negativo que tiene el aceite de palma en los bosques, las comunidades, el medio ambiente, etc., para la WWF es totalmente inaceptable que cualquier compañía que utilice el aceite de palma como materia prima, cumpla con tanta lentitud con sus compromisos y que adopte políticas esquivas que le permitan retrasar el máximo posible la adopción de las medidas establecidas en la Mesa Redonda del Aceite de Palma Sostenible. Según WWF, la mayoría de los consumidores no quieren adquirir productos alimenticios que estén asociados a la deforestación y la destrucción de la biodiversidad. Quizá una parte sí, pero es posible que una gran mayoría obvie estas cuestiones, tomamos como ejemplo la etiqueta de la huella del carbono, una investigación realizada el año pasado ponía de manifiesto que es eficaz para promover los alimentos respetuosos con el medioambiente, pero los consumidores subestiman el impacto medioambiental asociado a los alimentos que consumen, debido a que no entienden las consecuencias de sus elecciones.

Cumplir con lo determinado por la RSPO

Claro, que se puede utilizar un etiquetado que indique que el aceite de palma es sostenible o, como hacen otras empresas, no utilizar esta grasa vegetal, pero que no la utilicen no quiere decir que su impacto en el medio ambiente sea menor. En este aspecto, merece la pena retomar el estudio elaborado por la organización pro consumidores ForFreeChoice, con el que se pretendía desenmascarar la mentira del mensaje “sin aceite de palma” en los productos alimenticios, y es que podrían contener más grasas saturadas que sus homónimos y utilizar ingredientes que son menos sostenibles.

Para el Fondo Mundial para la Naturaleza, el único camino que tienen las empresas es cambiar al aceite de palma sostenible a través de la RSPO, ya que cuenta con el mejor enfoque para abordar el daño medioambiental que puede causar este producto. Pero ¿es verdaderamente una solución?, recordemos que se puede encontrar aceite de palma enmascarado u oculto en los productos alimenticios, basta con decir que se utilizan 590 nombres alternativos a ‘aceite de palma’, algo que lamentablemente desconoce la mayoría de los consumidores y de lo que se aprovechan algunas empresas de la industria alimentaria, de ello hablábamos aquí.

certificado aceite de palma sostenible

WWF es de la opinión de que no hay que boicotear al aceite de palma en su conjunto, ya que además de ser una grasa muy versátil, es muy productiva y su rendimiento es superior al de otros aceites vegetales. Al respecto, merece la pena retomar la lectura del citado estudio de ForFreeChoice, en el que se analizaba la sostenibilidad de los ingredientes sustitutos del aceite de palma, delatando que el rendimiento por hectárea del aceite de colza, soja y girasol, era muy inferior al del aceite de palma, lo que obliga a utilizar más tierra para poder producir lo equivalente a la palma, esto se traduce en un mayor impacto en el medioambiente y la diversidad. WWF destaca, además, que esta industria crea una gran cantidad de empleos y contribuye al sostenimiento de muchas economías locales y nacionales, por todo ello desaconseja un boicot.

World Wild Fund for Nature comenta que se observa que las empresas alimentarias líderes están dando pasos positivos, pero muchas se están quedando atrás y no existen excusas para ello, por tanto, les invita a que este sea un año de acción en contra de la actual destrucción de la naturaleza. A través de este enlace (Pdf) podréis acceder al informe y conocer detalladamente las puntuaciones obtenidas en cada una de las cuestiones en las que han sido evaluadas las empresas.

Foto 3 | oneVillage Initiative

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...