Gastronomía & Cía Opciones
 

Cómo hacer leche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcar

Con esta receta de leche frita puedes disfrutar de una versión de este dulce tradicional más ligera, pues en lugar de freírlo, lo hacemos al horno y, además, podemos sustituir el azúcar por otro endulzante o edulcorante. Toma nota de la elaboración paso a paso, es muy fácil de hacer.

Leche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúca

Si la leche frita se llama así es porque se prepara friendo porciones de leche cuajada con almidón de maíz, endulzada y aromatizada con limón, canela y vainilla. Y hay que aplaudir a quienes años ha conseguían hacer tan deliciosos manjares con una despensa tan limitada, con todo lo que hoy tenemos a nuestro alcance, no conocemos ninguna fórmula que mejore la leche frita tradicional.

Lo que sí se hace necesario en nuestra sociedad es reducir el consumo de calorías, especialmente de azúcar, que no aporta ningún nutriente pero es capaz de elevar el consumo energético en exceso, con todas las consecuencias que ello conlleva. Y una fritura de vez en cuando no se puede considerar malo, pero también carga el alimento que se fríe de grasas y, en consecuencia, de energía y no de la más beneficiosa. Así que hemos pensado que puede interesaros saber cómo hacer leche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcar, en este caso hacemos la leche en el horno.

Desde luego que está mucho más rica a leche frita, por lo que aquí tenéis la receta tradicional para que también la disfrutéis, pero si queréis repetir o comer más cantidad de la que a cada uno conviene, no descartéis esta opción de ’leche frita’ al horno porque tampoco está nada mal, resulta igualmente golosa y cremosa, con sabor a canela y limón, una delicia.

Ingredientes (8 comensales)

  • 600 gramos de leche
  • 1 rama de canela
  • piel de medio limón
  • ½ vaina de vainilla
  • 70 gramos de Maizena
  • 100 gramos de azúcar o c/n del edulcorante que utilices
  • 1 huevo G
  • c/n de harina
  • c/n de azúcar con canela para rebozar.

Elaboración

Pon en un vaso unos 150 gramos de leche y pon el resto en un cazo, añade a éste la canela, la piel de limón y la vaina de vainilla. Llévala al fuego y calienta hasta que rompa a hervir, en ese momento, apaga el fuego, tapa el cazo y deja infusionar unos 20 minutos.

Retira de la leche los aromáticos (canela, vainilla y limón), disuelve la Maizena en la leche fría del vaso y viértela al cazo con el resto de la leche, añade también el azúcar o el edulcorante acalórico o bajo en calorías.

Leche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúca

Pon de nuevo el cazo en el fuego y cocina a fuego medio y sin dejar de remover hasta que la leche espese. A continuación, viértela en una bandeja que te permita hacer una capa con la preparación de un dedo de alto aproximadamente, para asegurarte de que se despega bien, puedes cubrir la bandeja con film transparente.

Cubre también la bandeja y deja enfriar, puedes dejarla reposar en la nevera hasta el día siguiente, aunque con dos o tres horas en un frigorífico que enfríe bien, la leche está bien cuajada para trabajarla.

Prepara los ingredientes para el rebozado, mezcla el azúcar con la canela en polvo y bate el huevo en un plato hondo y en otro pon la harina. Pon a calentar el grill del horno a 230º C y prepara una bandeja de horno con una tela de cocción.

Corta la leche cuajada en cuadrados o rectángulos al gusto, pásalos por harina, después por huevo y finalmente colócalos en la bandeja del horno. Hay dos opciones de añadir el azúcar final, puedes probar mitad y mitad, una es espolvoreando un poco de la mezcla de azúcar y canela sobre los cuadraditos de leche para que caramelicen en el horno.

Leche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúca

La otra mitad se espolvorea o reboza una vez que la leche se ha horneado, al no tener grasa, se adhiere poco azúcar, pero queda llamativo y rico. Coloca la bandeja en la altura más alta durante 8 minutos o hasta que veas que se ha dorado.

Acabado y presentación

La versión más saludable de la tradicional leche frita está lista para servir, pues este dulce se puede tomar templado o a temperatura ambiente para que resulte bien cremoso. ¡Buen provecho!

Leche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcaLeche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcaLeche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcaLeche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcaLeche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcaLeche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcaLeche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúcaLeche frita más ligera, sin freír y reduciendo el azúca

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,33 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 5 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Irene

    Hola, me gustaría saber si se puede hacer con harina maíz normal, sin refinar, o ha de ser maicena. Gracias por la receta

  • ALEJANDRO TOJAS

    Me gusta la repostería soy peruano en cuanto pueda realizar alguna de las recetas comentare

  • Hola Irene,

    Puedes hacerla con harina de maiz, de trigo o la que tengas. Esperamos que la disfrutes!!

    Buen sábado

  • Hola Alejandro,

    Estupendo, esperamos que disfrutes preparando y saboreando tus creaciones.

    Saludos

  • Sois buenísimos!!!

    Sois buenísimos!!!

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.