Gastronomía & Cía Opciones
 

Soporte para colgar las copas bajo una repisa (sin hacer agujeros)

Si lo de tener una vitrina en el salón o comedor de casa para colocar y ‘exponer’ las copas, la vajilla y demás menaje no va contigo, te puede interesar el soporte para colgar las copas bajo una repisa en la cocina, además, es un accesorio para el que no hace falta hacer agujeros en la pared.

Colgador de copas

No está mal tener las copas guardadas en una vitrina o en un armario de la cocina, de hecho, los muebles de salón-comedor suelen tener espacio para ello, aunque cada vez se estila menos, o ¿quizá está volviendo? El caso es que normalmente, en el día a día no se utilizan las copas de vino o cava, y menos las de coctelería, al menos en casa, pero siempre es necesario tener un espacio dedicado a ellas, que son un tanto delicadas.

Y estamos seguros de que a muchos os va a gustar la idea de guardar las copas colgadas de una repisa o estantería, sea en el interior o fuera de un armario, de hecho, puede convertirse en un elemento decorativo más en una cocina. En las fotos podéis ver uno de los muchos soportes para colgar las copas bajo una repisa que hay en el mercado, nos gusta especialmente porque se puede colocar sin necesidad de hacer agujeros ni en la pared, de modo que se puede cambiar de sitio sin problema siempre que sea necesario.

Como podéis ver, esta ‘percha’ para copas de vino y demás bebidas tiene para poner dos filas de copas, sus medidas son de 21 x 28 x 7 centímetros, respecto a las copas que caben en cada soporte, en parte dependerá del tipo de copas que se coloquen, pues no ocupa lo mismo una copa de tipo flauta que una copa balón, pero según el fabricante, se pueden colgar hasta ocho copas.

My Glass

El colgador de copas My Glass es de Metaltex, y está disponible en dos tonos, negro y plateado. Las guías que se encajan en el estante son planas, de modo que quedan bien afianzadas y no dañan la madera o el material del que esté fabricada la repisa. En cuanto al material de fabricación del colgador, sólo sabemos que tiene un doble recubrimiento de Polytherm, un material que protege de la oxidación y también del polvo.

Este organizador de copas lo podréis encontrar en cualquier tienda de menaje de cocina y ferreterías que trabajen con la marca de esta empresa italiana que también tiene presencia en España y en otros muchos países, pero si no sabéis dónde se comercializa, podéis echar un vistazo en Amazon, donde tienen los dos modelos, el negro y el plateado. Ahora bien, sucede como otras tantas veces hemos visto en esta plataforma de venta online, que el precio cambia según el color que se elija.

Organizador de copas

Así, el colgador de copas de color gris metálico o plateado se puede comprar por cerca de 19 euros, y el colgador negro es más barato, cuesta 14’95 euros. Claro, si esto se va a colocar dentro de un armario, quizá el color es lo de menos, pero si va a estar a la vista se procurará elegir el color que se adapte a los complementos de la cocina y del lugar en el que se vaya a instalar.

De todos modos, ya os hemos comentado que este es un modelo que está muy bien por sus características, pero hay muchos más en el mercado con más y con menos capacidad de copas, con líneas de diseño similares y precios muy variados. Al menos, quedaos con la idea de cómo podéis guardar vuestras copas de forma ordenada, segura y decorativa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.