Gastronomía & Cía Opciones
 

¿Quienes consumen carne tienen una mejor salud mental que los veganos y los vegetarianos?

Según una investigación estadounidense, quienes consumen carne tienen una mejor salud mental que los que siguen una dieta vegana o vegetariana. Los investigadores destacan que evitar el consumo de alimentos de origen animal eleva el riesgo de que se sufra depresión, ansiedad y trastornos autolesivos.

Carne y salud mental

Hoy conocemos un estudio desarrollado por expertos del Instituto de Psicología de la Universidad del Sur (Indiana, Estados Unidos), en el que se concluye que quienes consumen carne, tienen una mejor salud mental que los veganos y los vegetarianos. En realidad, se trata de una revisión de 18 estudios en los que participaron más de 160.000 personas con el fin de analizar la relación entre el consumo y el rechazo a comer carne con la salud psicológica.

Según los resultados, los expertos comentan que en la mayoría de estudios y especialmente aquellos que destacan por su calidad científica, se determinaba que quienes evitaban consumir carne tenían un mayor riesgo de sufrir ansiedad, depresión y comportamientos autolesivos. Los investigadores comentan que a la vista de los resultados del estudio realizado, no apoyan que se evite el consumo de carne como una estrategia que beneficie a la salud mental, tal y como han comentado otros investigadores.

Son varios los estudios que se han realizado sobre la salud de vegetarianos y veganos en los que se ha concluido que su estado físico es comparable o mejor que el del resto de la población, algo lógico teniendo en cuenta que se es más consciente de lo que se consume persiguiendo cuidar la salud. Pero en el caso de la salud mental, se han realizado varios estudios en los que se ha apuntado precisamente las conclusiones que han obtenido los investigadores del Instituto de Psicología de la Universidad del Sur, que existe un mayor riesgo de que vegetarianos y veganos sufran depresión, ansiedad y otros trastornos como la sensación de debilidad, vértigo y otras molestias.

En estos estudios anteriores se ha determinado que es posible que a nivel biológico, el estado nutricional de quienes no consumen productos de origen animal, tenga consecuencias en la función cerebral y la plasticidad neuronal o neuroplasticidad. El caso es que los resultados de esta nueva investigación determinan que las personas que no consumen carne tienen hasta dos veces más posibilidades de tomar fármacos para tratar enfermedades mentales, y hasta tres veces más posibilidades de tener comportamientos autolesivos, por ejemplo, el suicidio.

Salud mental y alimentación vegetal

Según el estudio, quienes consumen carne tienen una mejor salud psicológica, por lo que los resultados tienen una gran implicación a la hora de definir qué es lo que constituye una dieta saludable. Algunos expertos recomiendan que, para evitar los problemas mencionados, lo mejor es comer carne, por otro lado, recomiendan a veganos y vegetarianos, que cuiden su salud mental y lleven a cabo estrategias para protegerla. Recordemos que la Sociedad Alemana de Nutrición (DGE) comentaba el año pasado que la falta de la vitamina B12, debido a que se evitan los productos de origen animal, es contraproducente, ya la carencia de esta vitamina que participa en la división celular, la formación de sangre, la síntesis de ADN, la descomposición de los ácidos grasos y aminoácidos como la homocisteína, puede provocar trastornos neurológicos, anemia y otros problemas de salud muy serios.

Revisando la literatura científica, se puede observar que se han llevado a cabo diferentes estudios sobre el tema y los resultados que se han obtenido han sido contradictorios, pero no vamos a dar credibilidad a esta investigación por una razón, se trata de un estudio que ha sido financiado, en parte, por una subvención otorgada por la Asociación Nacional de Ganado Vacuno de Estados Unidos, asociación que, como hemos comentado en otras ocasiones, trata de impedir por cuestiones puramente económicas el desarrollo de la denominada carne de imitación o ‘carne’ vegetal y la procedente del cultivo celular.

En el estudio se hace hincapié en que esta asociación no ha tenido ningún papel en el diseño y desarrollo del estudio, ni en la recopilación y análisis de datos, ni en la interpretación de los resultados, etc. Inevitablemente, se puede pensar en un conflicto de intereses, no es la primera vez que se demuestra que un supuesto estudio independiente está condicionado por quienes lo han subvencionado, por lo que le daremos más crédito a estudios independientes que nada tengan que ver con la industria cárnica.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la mencionada universidad, y en este otro publicado en la revista científica Critical Reviews in Food Science and Nutrition.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (25 votos, media: 2,28 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 10 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Eukene

    Eskerrik asko, demoledor artículo, la salud física no se puede contrarrestar y van a por la salud mental / emocional?
    Sería interesante conocer porcentaje de personas que no son vegetas y sufran depresión, ansiedad y otros trastornos…
    Por un mundo más amable, gracias por vuestras aportaciones

  • Mariel

    No creo que sea así comer cadáveres no es lo mismo que comer sano..

  • Angélica

    Este articulo es muy contraproducente para las personas porque las personas que decidimos ser vegetarianas por elección es por el respeto a los animales consumir carne animal en nuestro organismo es muy desagradable para nuestra psiquis humana. Un vegetariano por no consumir carne no sufre trastornos depresivos ni trastornos cerebrales son solos conjeturas sin sentido,pero las personas que consumen carne animal tienen miles de enfermedades como colesterol, gota, etc.

  • Solana Maria Alonso

    Ni los hongos, ni las plantas, ni los animales pueden producir la vitamina b12. Solo las bacterias y las Archaeas tienen las enzimas necesarias para su síntesis, no obstante muchos alimentos son fuente natural de B12 debido a la simbiosis bacteriana. Estructuralmente hablando, esta es la vitamina más compleja y puede ser producida industrialmente únicamente por fermentación bacteriana. Solo para corregir el equivoco de inculcar que solo la carne te la aporta. La gente necesita, proteínas, vitaminas y demás nutrientes, NO CARNE (que es una de las fuentes para obtenerlos), el planeta nos abastece de variadas formas para nutrirnos. La gente necesita información sobre cómo alimentarse sin dañar de forma cruel para ello. Dejen de fomentar la crueldad de la industria cárnica, de ultima concentren toda esa energía en maltratar menos. Y todo se relaciona con la vida que lleva cada quien. La salud mental depende de muchos factores, te digo cual es la más importante? tener libertad económica, que si tienes deudas, comer carne no te va a salvar de que te quieras pegar un tiro.

  • Gabriela

    Cuanta ignorancia! Acaso a las vacas no la tienen que suplementar con vitamina B 12 para que pueda tener la proteína? El riesgo es el mismo para ambas dietas!! Deben suplementar tanto al animal como a los veganos el tema es por medio de quién se obtiene esa vitamina. Por medio de un animal o por medio de un comprimido sin tortura a ninguna especie.

  • Elena

    Hace 20 años que no como productos derivados de la carne o carne y cada vez estoy mejor de salud física y mental. Tengo 68 años.Trabajo todo el dia practico yoga y ayudo a mi familia. Personas de mi edad que comen carne están mucho más deterioradas .

    Y toman más medicamentos.

  • Como ya comentamos en el post, el estudio está subvencionado por la industria cárnica, a pesar de que los investigadores aseguran que no existen conflictos de intereses, no nos merece la credibilidad que nos dan otros estudios independientes y sin ningún tipo de conexión con esta industria.

    Es interesante a la hora de formarse una opinión, conocer toda la información posible, puede gustarnos más o menos el resultado del estudio, pero son los investigadores los que deben realizar investigaciones que refuten o ratifiquen los resultados, no nuestras creencias, opiniones, etc.

    Estamos de acuerdo con la reducción del consumo de alimentos de origen animal, de hecho, lo promovemos en el blog con el lunes sin carne y nos hacemos eco de los productos de la dieta vegana y vegetariana, de las innovaciones que ayudan a la reducción del consumo de carne, etc. Pero del mismo modo que nos hacemos eco de estudios que son claramente favorables, también lo hacemos de estudios que son contrarios, con ello se ayuda a aumentar el conocimiento y formarse una opinión.

    No hay que hablar de un artículo contraproducente, sino de un estudio que cuyos resultados no nos gustan y por ello se califican de contraproducentes. No se puede hablar de conjeturas sin sentido, no tienen cabida en una investigación revisada y publicada, otra cuestión son los posibles errores de procedimiento u obviar cuestiones que alterarían los resultados, no es la primera vez que aparece un estudio de este tipo y seguidamente recibe contestación con otros estudios que rebaten las conclusiones, eso es lo que vale, no el hecho de que nos molesten los resultados.

    Hay quien dice “cuanta ignorancia”, bueno, ¿acaso quien realiza esta aseveración es científic@?, por la respuesta se ve que no, proporcionar respuestas en base a conocimientos a medias o convicciones personales es un error. Que no gusten los resultados de una investigación, no es motivo para molestarse y calificar de ignorantes, lo mejor es argumentar y siempre con estudios científicos capaces de rebatir las conclusiones de esta investigación del Instituto de Psicología de la Universidad del Sur.

    Elena, nosotros también conocemos personas que siguen una dieta libre de productos animales que manifiestan sentirse muy bien, y además lo demuestran. Pero existen estudios que demuestran que todos somos diferentes y una misma dieta tiene efectos diferentes en cada persona, en ello influyen muchos factores, los epigenéticos, la propia genética, etc., hay que añadir las convicciones personales, las influencias que se reciben…

    En fin, a algunos os recomendaríamos acceder al estudio original, analizarlo y rebatir con respuestas científicas y siempre desde un punto objetivo.

  • Julia Sánchez

    Personalmente apostaría por un estudio comparativo entre personas que han consumido carne toda su vida y aquellos que en un momento determinado dejaron de consumirla.
    Nadie puede tener un organismo sano, si lo que consume es materia muerta.
    Por una vida sana, y un mundo mejor, debemos olvidarnos de la falsa teoría histórica de que consumir productos de origen animal es bueno para la salud.
    Es sólo una de las grandes estrategias de mercado para mantener su industria y hacerse ricos con tantos pacientes enfermos, agregando el consumo de productos farmacéuticos, y más.
    Soy vegana desde mis 19 años y tengo 50 ahora, nunca me han operado de nada y no consumo medicinas de ningún tipo. Tampoco diría que sufro de depresión, por el contrario, veo como mis amigos y amigas, se han arruinado sus cuerpos, lo sedentarios que se han vuelto a lo largo del tiempo, y es todo causa del consumo de productos de origen animal, grasas, harinas, y todo lo dañino que la industria provee al mercado y hace creer que es parte de una dieta saludable.
    Cada uno es libre de tomar su camino.

  • Gabi

    Hoy en día hay que confiar de los estudios, por muy «científicos» que aparenten ser debido al conflicto de intereses, fuente de financiación, necesidad de publicar publicaciones impactantes, etc.
    Por otro lado, en caso de que fuera el estudio válido, tampoco me sorprende: las personas veganas son testigos, continuamente, de la explotación de los animales y medio natural por parte de la mayoría de seres humanos, a la vez que, con frecuencia, son ridiculizadas por su opción ética. Con este panorama, no me extraña que pueda haber deterioro de la salud mental.

  • Begonia Vallejo

    Buenas tardes
    Estoy de acuerdo con VelSid, se suele hablar mucho pero sin fundamentos cientificos y experimentados.
    Yo podria decir lo mismo que Elena y Julia Sanchez… pero comiendo carne, y bastante, no tengo colesterol, ni diabetes, ni tension alta, ni derpresion… todo eso, no es merito mio de lo que como o no y del deporte casi a diario que hago… simplemente es mi genetica asi, se me ha sido dado. Por eso no se puede generalizar nunca … Ha sido un articulo muy bueno y fundamentado.
    Gracias

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.