Gastronomía & Cía Opciones
 

Casi todas las formas de hacer pizza, ¿con cuántos métodos te quedas de los 32 que puedes ver?

Sorpréndete con el vídeo que muestra casi todas las formas de hacer pizza y cuéntanos, ¿con cuántos métodos te quedas de los 32 que puedes ver? Lo cierto es que hay muchos que no pasan de ser una pérdida de tiempo y desperdicio de alimentos, pero si extraes alguna buena idea para hacer una pizza fina y crujiente en casa, que puede ser, nos lo comentas.

32 méteodos para hacer pizza (no todos valen)

Amiel Stanek, cocinero, bloguero gastronómico y editor del magazine Bon Appetit, ha vuelto al canal de YouTube de esta revista con un nuevo vídeo en el que muestra ‘Casi todas las formas de hacer una pizza’ (aunque el vídeo se titula ‘Todas las formas de hacer pizza’). Consciente del amplio mundo que hay en torno a la pizza, napolitana redonda, romana rectangular, honda de Chicago… se centra en la versión de la pizza al estilo de Nueva York, con su masa fina, dorada y crujiente, cubierta de salsa de tomate y queso mozzarella para afrontar un desafío, descubrir la mejor manera de hacerla en casa con los utensilios habituales en una cocina doméstica.

En el vídeo muestra 32 métodos para hacer una pizza en casa, y os preguntamos lo mismo que en otras ocasiones en las que hemos visto otros desafíos de Amiel Stanek, como el de las 59 formas de cocinar un huevo, ¿con cuántos métodos os quedáis de los 32 que se pueden ver? No sólo habla de hacer la pizza en el horno, en el microondas o en una sartén, satisfaced a curiosidad y seguid leyendo para ver el vídeo bajo estas líneas, después ya nos responderéis.

Para empezar, el autor del vídeo muestra la elaboración de una pizza casera básica y tradicional, prepara una masa con harina, levadura, agua y sal que deja fermentar toda la noche en la nevera, después forma la base redonda, la unta con salsa de tomate con ajo y aceite de oliva virgen extra, le añade mozzarella rallada y al horno. Obtiene un buen resultado, pero la base de la masa se puede mejorar, quedando más cocida y crujiente si se coloca sobre la bandeja del horno caliente.

Y ese es el segundo método, mientras se calienta el horno se calienta también la bandeja (en este caso pone dos bandejas boca abajo para imitar la base de un horno de piedra), y la pizza se coloca en ella con ayuda de una pala de panadero. También hay muchas cocinas domésticas que ya cuentan con una piedra de horno. El caso es que parece que a Amiel tampoco le ha salido muy dorada y crujiente esa base, y a nosotros no nos convence, pues tenemos un horno normal y conseguimos pizzas crujientes fácilmente, aunque las horneamos unos 15 minutos, no ocho como ha hecho él.

El caso es que procede a hacer un doble horneado a la masa de pizza, primero poniendo sólo la masa y después colocándole el relleno, el tomate, el queso… Pues, ni con esas. ¿Creéis que tiene un horno defectuoso (porque superficialmente las pizzas tienen buen aspecto) o que hay que poner emoción al vídeo para mostrar 32 métodos para hacer una pizza, de los que muchos serán totalmente obviados por todos los que estamos visualizando su desafío? Menos mal que con la piedra de horno sí consigue una pizza con base crujiente.

Vídeo

Continuando con sus probatinas, podemos ver que hace pizza en un azulejo y colocando azulejos también en la parte superior del horno para hacer un ‘horno dentro de otro horno’, y el resultado le gusta más que con la piedra anterior. Hace también pizza sobre una plancha de acero (¿no será lo mismo que sobre una bandeja de acero?), prueba a hornear la pizza congelada, hornea otra pizza sobre una rejilla, directamente sobre el suelo del horno, en una barbacoa, en una gofrera, a la parrilla y al microondas, también prueba la pizza frita, al vapor, hervida y los populares conos de pizza. Lo que no ha probado es la pizza racchetta.

Nosotros nos quedamos con los sistemas tradicionales para hacer pizza casera, preparamos nuestra masa de pizza crujiente y a veces alguna más sencilla sólo con harina, levadura, aceite de oliva virgen extra, agua y sal, y como mínimo la dejamos reposar cuatro horas. Después la horneamos según como nos pille, a veces sí podemos ponerla sobre la bandeja o una plancha caliente, otras veces la horneamos sin precalentar la bandeja y sale también bien crujiente. Si queréis que hablemos más sobre el tema sólo tenéis que decirlo.

Ahora os toca a vosotros, ¿cuál de los métodos que habéis visto en el vídeo os ha llamado la atención? ¿Cuáles consideráis inviables? (Obviemos la pizza deshidratada). ¿Cuáles son vuestros trucos y consejos para conseguir una pizza casera envidiable?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.