Gastronomía & Cía Opciones
 

Compra saludable y comprometida, que priorice la compra de productos locales en comercios de barrio y mercados de abastos

Toma nota de estos consejos para realizar una compra saludable y comprometida, que priorice la compra de productos locales en comercios de barrio y mercados de abastos, que favorezca el aumento del trabajo y active la economía de nuestro país, a la vez que defiende nuestra cultura y paisaje, nuestras gentes y nuestra Dieta Mediterránea .

Compra local y de temporada

En esta escalada hacia una nueva normalidad tras la pandemia del coronavirus, el país está dividido prácticamente por la mitad en lo referente a las denominadas ‘Fases’ por las que debemos pasar, unos están en la Fase 0 del confinamiento y otros están en la Fase 1, por lo que hay quien debe seguir comprando y llenando la cesta de la compra en el comercio de alimentación más cercano a su domicilio, aunque desde el principio creemos que no todo el mundo ha cumplido este requerimiento, ha sido más habitual ir a los supermercados o hipermercados en los que hay más variedad para poder comprar todo en un mismo establecimiento.

Y, claro, esto ha dejado a los pequeños comercios y mercados de abastos con unas ventas muy reducidas, y son, precisamente, las tiendas que distribuyen el producto más local y de proximidad. Ahora, además de tener que superar la crisis sanitaria, hay que superar la crisis económica, y también está en nuestras manos. Si para evitar el contagio de Covid-19 ha sido necesario el confinamiento, para levantar el tejido empresarial de nuestro país tenemos que consumir producto nacional.

Debemos favorecer al sector productivo español, para activar el empleo y la economía hay que comprometerse y consumir producto nacional, teniendo muy en cuenta el pequeño comercio, y lo podemos hacer tanto acudiendo al comercio físico como realizando compras online. Ya hemos hablado en estas semanas sobre cómo ha aumentado la compra de alimentos a través de internet, y cómo muchos comercios pequeños se han puesto las pilas para estar presentes en esta plataforma de venta, así como a través de mensajería y demás.

Así que estemos en la fase que estemos de la desescalada, podemos comprar local y de proximidad, y os comentamos esto para acompañarlo de una información que ha publicado la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria) con el objetivo de promover la solidaridad colaborativa y argumentar por qué debemos realizar una compra saludable y comprometida, que priorice la compra de productos locales en comercios de barrio y mercados de abastos en el periodo de confinamiento y recuperación, y nosotros añadiríamos, y para siempre.

Pequeños comercios y mercados

La SENC habla de un documento en el que reúne sugerencias para una compra saludable y comprometida para sensibilizar y orientar a los ciudadanos para realicen sus compras, como hemos comentado, en tiendas de barrio y mercados municipales para que no desaparezcan, pero también en establecimientos que incluyan en su oferta productos locales o de proximidad, cosa que también están haciendo algunos supermercados, afortunadamente. Con ello, pretende aportar su granito para la pronta mejora del sector económico primario, pero el compromiso no debe tener fecha de caducidad.

Como consecuencia del consumo de productos de proximidad, tendremos una herramienta de defensa de nuestra cultura, nuestro paisaje, nuestras gentes y nuestra Dieta Mediterránea, y ya sabemos que siguiendo su pauta estaremos disfrutando de una alimentación saludable. Así que vamos a ver las doce sugerencias que propone la SENC para realizar compras comprometidas y saludables:

1. Diseñar y consensuar un menú diario o semanal que satisfaga las preferencias alimentarias y, en buena medida, planteado dentro de las recomendaciones para una alimentación sabrosa, saludable y sostenible.

2. Elaborar la lista de la compra y planificar los puntos de adquisición.

3. Priorizar los alimentos frescos sobre los productos procesados o muy procesados, que sólo deben ser un complemento o elemento ocasional.

4. Priorizar los productos de proximidad. Los productos de temporada son la mejor opción.

5. Realizar como primera opción las compras de los alimentos en los mercados de proximidad, en las tiendas de barrio o en aquellos establecimientos que tengan una
sección de productos locales. No dejemos que estos puntos de compra desaparezcan de nuestras calles, ni que dejen de conocernos por nuestro nombre y preferencias.

6. Informarse de la posibilidad de comprar algunos productos directamente del productor, agricultor o ganadero.

7. Los mercados semanales o singulares de productos artesanos y de proximidad son un aliciente cultural, gastronómico y de apoyo al sector rural. Visitemos alguno/os en nuestra localidad en cuanto sea posible.

8. Priorizar los alimentos y productos complementarios de fabricación nacional como complemento a nuestra primera línea de compra local o de cercanía, incluidos los de
empresas multinacionales pero fabricados a nivel local o nacional.

9. Valorar la posibilidad de obtener algunos alimentos de nuestro interés en la huerta, terraza o balcón. Puede ser un elemento educativo para los más pequeños.

10. Siempre que sea posible, elegir productos de calidad y, en cualquier caso, evitar aquellos de escaso valor nutricional. En los temas del comer es aconsejable plantearse el “menos veces, pero de mejor calidad”.

11. Seguir siendo solidario con quien más lo necesita. Ayudar en tu familia, entorno o barrio a aquellas personas que necesitan ayuda alimentaria o personal. Las asociaciones vecinales, ciudadanas, religiosas y las ONG´s necesitan nuestro apoyo, ahora más que nunca.

12. Las personas mayores o con necesidades especiales deben ser nuestra prioridad a partir de acciones de asesoramiento, acompañamiento o ayuda alimentaria, incluida la cesta de la compra. Por nuestra salud física, emocional, económica y social.

Seguro que estáis pensando en más cuestiones que se deben tener en cuenta para apoyar al sector económico y productivo de nuestro país, así que somos todo ojos, os leemos en los comentarios. A todo esto, hay que recordar que la situación no debe nublar nuestro compromiso con el medio ambiente, la compra de proximidad también es un factor que favorece a nuestro planeta, y, por favor, sigamos eliminando el plástico de un solo uso cuando vamos a comprar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Pablo

    Por lo general estoy en contra de boicotear productos de otras regiones, dicho esto.
    Ahora, en estos momentos, un gesto de recuperación inmediata es la compra de productos de huerta cercana y de volver a descubrir lo que es un mercado de abastos. No he dicho que no se compre en grandes superficies, matizo.
    El ministro de industria frances, a descubierto, que el sacar de europa/francia las industrias ha empobrecido francia/europa y no ha solucionado nada, solo enriquecer a los que se fueron con sus industrias, esto es lo mismo. volvamos a respetar el trabajo del hortelano cercano y sus productos, que seguro son menos tratados químicamente que otros. gracias

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.