- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Salsa de caramelo de mantequilla y soja, deliciosa para desayunos, postres y helados

Salsa de caramelo de mantequilla y tamari

Una de las salsas de caramelo que más nos gustan es la de mantequilla salada, originalmente denominada caramel au beurre salé y que traducimos como ‘caramelo de mantequilla salada’. Además, es una salsa dulce, con un punto de sal muy fácil de hacer, recordad que compartimos con vosotros la receta en este post. Esta salsa de caramelo se elabora con azúcar, mantequilla, sal y nata líquida (crema de leche), el resultado es un toffee muy sabroso.

Pues bien, últimamente hemos visto varias recetas de este sirope de caramelo en el que sustituyen la sal por otro ingrediente salado, la salsa de soja, y después de probarlo debemos decir que sigue siendo una delicia y os recomendamos probarla, así que hemos hecho nuestras pruebas y adaptaciones y bajo estas líneas os dejamos nuestra receta de Salsa de caramelo de mantequilla y soja, deliciosa para desayunos, postres y helados.

Queda deliciosa sobre tortitas y crepes, para aderezar una copa de fruta fresca, para servir sobre un helado de nata, vainilla, chocolate… seguro que os sobran ideas en cuanto la probéis. Así que tomad nota de la elaboración, tendréis vuestro caramelo de mantequilla salada con salsa de soja (o con tamari, que es la que hemos utilizado nosotros en esta ocasión) en 10 minutos. Y compartid la receta con la familia y los amigos para que también la prueben y la tengan disponible cuando toque disfrutar de un dulce especial.

Ingredientes

  • 200 gramos de azúcar
  • 90 gramos de mantequilla sin sal
  • 140 gramos de nata líquida o crema de leche
  • 25 gramos de salsa de soja o tamari.

Elaboración

Deja la mantequilla y la nata líquida a temperatura ambiente un rato antes, no conviene que estén muy frías para hacer esta salsa de caramelo. En caso de que estén frías, también se pueden templar un poco en el microondas.

De hecho, puedes poner en un bol la mantequilla y la crema de leche y calentar en el microondas hasta que la mantequilla se funda, hazlo en tiempos cortos, de 30 segundos, y ve moviendo cada vez para que los dos elementos se calienten por igual, el calor de la nata ayudará a fundirse la mantequilla.

Salsa de caramelo de mantequilla y tamari

Pon el azúcar en un cazo de fondo grueso, llévalo al fuego y ponlo a temperatura media, deja que se vaya fundiendo hasta conseguir un caramelo un poco dorado. Entonces, retira el cazo del fuego e incorpora la mantequilla con la nata poco a poco, verás que empieza a burbujear.

Continúa batiendo hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado, añade la salsa de soja o tamari, vuelve a poner el cazo en el fuego y continúa batiendo uno o dos minutos más a fuego suave. Después, retira el cazo del fuego y deja que pierda un poco de temperatura.

Acabado y presentación

Vierte la salsa de caramelo y soja en un tarro de cristal y deja enfriar totalmente antes de cerrarlo. Una vez frío habrá espesado más, tendrá la esperada densidad y textura de caramelo líquido cremoso. Puedes guardar este sirope en el frigorífico y puedes utilizarlo tanto frío como caliente, en este último caso, calienta sólo la cantidad de caramelo salado que vayas a consumir.

Salsa de caramelo de mantequilla y soja, deliciosa para desayunos, postres y helados

Posted By VelSid On In Postres,Recetas de salsas | 1 Comment

Salsa de caramelo de mantequilla y tamari

Una de las salsas de caramelo que más nos gustan es la de mantequilla salada, originalmente denominada caramel au beurre salé y que traducimos como ‘caramelo de mantequilla salada’. Además, es una salsa dulce, con un punto de sal muy fácil de hacer, recordad que compartimos con vosotros la receta en este post. Esta salsa de caramelo se elabora con azúcar, mantequilla, sal y nata líquida (crema de leche), el resultado es un toffee muy sabroso.

Pues bien, últimamente hemos visto varias recetas de este sirope de caramelo en el que sustituyen la sal por otro ingrediente salado, la salsa de soja, y después de probarlo debemos decir que sigue siendo una delicia y os recomendamos probarla, así que hemos hecho nuestras pruebas y adaptaciones y bajo estas líneas os dejamos nuestra receta de Salsa de caramelo de mantequilla y soja, deliciosa para desayunos, postres y helados.

Queda deliciosa sobre tortitas y crepes, para aderezar una copa de fruta fresca, para servir sobre un helado de nata, vainilla, chocolate… seguro que os sobran ideas en cuanto la probéis. Así que tomad nota de la elaboración, tendréis vuestro caramelo de mantequilla salada con salsa de soja (o con tamari, que es la que hemos utilizado nosotros en esta ocasión) en 10 minutos. Y compartid la receta con la familia y los amigos para que también la prueben y la tengan disponible cuando toque disfrutar de un dulce especial.

Ingredientes

  • 200 gramos de azúcar
  • 90 gramos de mantequilla sin sal
  • 140 gramos de nata líquida o crema de leche
  • 25 gramos de salsa de soja o tamari.

Elaboración

Deja la mantequilla y la nata líquida a temperatura ambiente un rato antes, no conviene que estén muy frías para hacer esta salsa de caramelo. En caso de que estén frías, también se pueden templar un poco en el microondas.

De hecho, puedes poner en un bol la mantequilla y la crema de leche y calentar en el microondas hasta que la mantequilla se funda, hazlo en tiempos cortos, de 30 segundos, y ve moviendo cada vez para que los dos elementos se calienten por igual, el calor de la nata ayudará a fundirse la mantequilla.

Salsa de caramelo de mantequilla y tamari

Pon el azúcar en un cazo de fondo grueso, llévalo al fuego y ponlo a temperatura media, deja que se vaya fundiendo hasta conseguir un caramelo un poco dorado. Entonces, retira el cazo del fuego e incorpora la mantequilla con la nata poco a poco, verás que empieza a burbujear.

Continúa batiendo hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado, añade la salsa de soja o tamari, vuelve a poner el cazo en el fuego y continúa batiendo uno o dos minutos más a fuego suave. Después, retira el cazo del fuego y deja que pierda un poco de temperatura.

Acabado y presentación

Vierte la salsa de caramelo y soja en un tarro de cristal y deja enfriar totalmente antes de cerrarlo. Una vez frío habrá espesado más, tendrá la esperada densidad y textura de caramelo líquido cremoso. Puedes guardar este sirope en el frigorífico y puedes utilizarlo tanto frío como caliente, en este último caso, calienta sólo la cantidad de caramelo salado que vayas a consumir.