Gastronomía & Cía Opciones
 

Las hamburguesas de colza podrían sustituir a las hamburguesas de soja

Una investigación concluye que las hamburguesas de colza podrían sustituir a las hamburguesas de soja, la razón es que se ha determinado que las proteínas de soja y colza son comparables, incluso se atribuyen a las últimas mayores beneficios para la salud humana. También hay que destacar que las proteínas se obtienen del subproducto de la elaboración de aceite de colza, lo que rentabiliza aún más su cultivo.

La colza podría sustituir a la soja

Según una investigación desarrollada por expertos de la Universidad Martín Lutero de Halle-Wittenberg (Alemania), la colza puede ser una nueva y mejor fuente de proteínas para los seres humanos, siendo capaz de reemplazar a la soja, de ahí que comenten en un tono informal que las hamburguesas de colza podrían sustituir a las hamburguesas de soja, lo que supondría muchas ventajas para la salud y el medioambiente.

Los resultados del estudio sugieren que la proteína de colza tiene efectos beneficiosos en el metabolismo humano y que son comparables a los que ofrecen las proteínas de soja, además se destaca que la colza tiene un mejor metabolismo de la glucosa y una mayor capacidad saciante, a esto hay que añadir que las proteínas de la colza se pueden obtener de los subproductos derivados de la elaboración del aceite de colza.

Los investigadores comentan que carne y pescado son fuentes importantes de proteínas, aunque también lo son algunos alimentos vegetales, siendo la soja una de las que han sido más consideradas y valoradas debido a su particular composición en aminoácidos. En la investigación, los expertos analizaron si la colza tenía una composición en aminoácidos comparable a la de la soja determinando que sí, además, se constató que contiene elementos fitoquímicos, compuestos que producen las plantas y que tienen un papel importante en su crecimiento, sistema defensivo, etc. Los investigadores creen que estos compuestos podrían tener efectos beneficiosos para la salud humana, evidentemente, será necesario realizar nuevas investigaciones para afirmarlo.

Hasta la fecha, sólo se disponía de unos pocos datos científicos sobre el efecto del consumo de proteínas de colza en seres humanos, por lo que este estudio aporta nuevos datos y abre nuevas vías de investigación sobre la colza en la alimentación humana. Otra ventaja que destacan los expertos es que es un producto que se cultiva en Europa y los subproductos ricos en proteínas de la producción de aceite de colza podrían ser utilizados para la elaboración de nuevos productos alimenticios destinados a la alimentación humana, hay que recordar que en la actualidad, los subproductos de la colza se destinan exclusivamente a la alimentación animal.

Hamburguesa de colza

Los expertos llevaron a cabo un ensayo con 20 participantes para determinar el efecto de las proteínas de colza en el metabolismo humano, para ello, se pidió a los participantes que informaran sobre su dieta habitual durante unos días. Posteriormente tuvieron que comer durante tres días una comida preparada enriquecida con proteínas de colza, finalmente se realizaron análisis de sangre a los participantes durante un periodo de seis horas para poder evaluar con precisión la respuesta metabólica.

Los resultados mostraron, como ya hemos comentado, que la proteína de colza tuvo resultados comparables a los de la proteína de soja, en relación a los parámetros metabólicos y los factores de riesgo cardiovascular, destacando que la respuesta a la insulina fue ligeramente más beneficiosa. Sobre la saciedad, los participantes del estudio comentaron que la sensación fue más prolongada, por lo que por todos estos resultados, la colza se perfila como una alternativa a la soja de gran valor para la alimentación humana.

Claro, que siempre hay algo que puede enturbiar las expectativas, en este caso el sabor. Parece ser que la proteína de colza tiene un cierto sabor a mostaza, por lo que los investigadores consideran que limita su uso a los alimentos salados. Sin embargo, es probable que se pueda procesar para conseguir un sabor neutro y utilizarlo para enriquecer todo tipo de alimentos, esto es algo que probablemente también se investigará.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página de la universidad, y en este otro publicado en la revista científica Nutrients.

Foto 1 | Fronzen
Foto 2 | Hamburguesa de soja crujiente

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.