- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Mantel capaz de reconocer alimentos que se colocan sobre él

Detección de alimentos con sensores

Un grupo de investigadores de Microsoft y de diferentes universidades estadounidenses y chinas, han desarrollado un tejido con el que se podría confeccionar un mantel especial, capaz de reconocer los alimentos que se colocan sobre él. Se trata de un tejido que cuenta con una tecnología interactiva que utiliza la detección capacitiva para llevar a cabo el reconocimiento de objetos por contacto, aunque en este caso, con la particularidad de que se centra exclusivamente en frutas, líquidos y objetos no metálicos.

La tecnología capacitiva utiliza un tipo de sensores eléctricos (denominados ‘sensores capacitivos’) que tienen la capacidad de reaccionar ante los materiales por contacto, para conocer más detalles sobre su funcionamiento os recomendamos acceder a este artículo de Wikipedia. En anteriores estudios, los investigadores se centraron únicamente en la detección de objetos metálicos, pero en esta ocasión los expertos quisieron desarrollar una nueva técnica para la detección de objetos no metálicos que se pueden encontrar en una casa o en el lugar de trabajo.

Los investigadores desarrollaron un prototipo formado por una rejilla conductora de electricidad con un grupo de electrodos acoplados a un tejido y con cierta separación para poder maximizar el área de detección y sensibilidad. Tras tener listo el prototipo, se llevó a cabo un estudio en el que participaron 10 personas a fin de evaluar la capacidad y rendimiento del prototipo utilizando 20 objetos distintos. Hay que decir que la tasa de detección fue elevada, nada menos que un 94’5%, pero se seguirá trabajando para lograr el 100% de tasa de efectividad.

En el vídeo que podréis ver a continuación se puede observar de forma muy resumida la capacidad de detección, el pequeño mantel detecta cada objeto que se coloca sobre él, un aguacate, una naranja, un kiwi… Podemos imaginar que esta tecnología será de gran ayuda en el futuro, sus aplicaciones tienen muchas posibilidades en todos los campos y en el caso de la alimentación, podría ser de gran utilidad en el seguimiento del consumo de alimentos, en la configuración de una dieta, en el control de la calidad, etc.

Esta tecnología integrada en un mantel o en otro tipo de superficie, podría incluso sugerir una comida basada en los ingredientes que se colocaran sobre ella y controlar el consumo calórico, lo mismo ocurriría con los tipos de bebida y su consumo. Los investigadores creen que este tipo de tecnología podría ser una especie de herramienta de memoria, recordando a los usuarios que deben retirar la mesa cuando se ha acabado de comer, si se han dejado algo sobre ella…

Claro, que el proyecto inicial está limitado porque, de momento, no reconoce determinados objetos que se pueden colocar sobre una mesa, como un libro, una tarjeta de crédito u otros objetos metálicos, ya que se trata de elementos que no tienen una huella de capacitancia o huella digital clara. A esto hay que sumar que determinadas bebidas no ofrecen resultados precisos, de momento no puede diferenciar entre tipos de cerveza, pero seguro que con el tiempo y el desarrollo de la tecnología, como comentan aquí, podrá ser capaz de diferenciar con precisión cualquier cosa.

Aunque se habla de un mantel, podemos imaginar el uso de esta tecnología en otros elementos como, por ejemplo, una balanza de cocina que sea capaz de ofrecer el peso y detectar el objeto que se está pesando. Podéis conocer más detalles de su desarrollo a través de este artículo publicado en la página de Microsoft.

Foto | Andrew_Writer

Mantel capaz de reconocer alimentos que se colocan sobre él

Posted By VelSid On In Nuevas tendencias | No Comments

Detección de alimentos con sensores

Un grupo de investigadores de Microsoft y de diferentes universidades estadounidenses y chinas, han desarrollado un tejido con el que se podría confeccionar un mantel especial, capaz de reconocer los alimentos que se colocan sobre él. Se trata de un tejido que cuenta con una tecnología interactiva que utiliza la detección capacitiva para llevar a cabo el reconocimiento de objetos por contacto, aunque en este caso, con la particularidad de que se centra exclusivamente en frutas, líquidos y objetos no metálicos.

La tecnología capacitiva utiliza un tipo de sensores eléctricos (denominados ‘sensores capacitivos’) que tienen la capacidad de reaccionar ante los materiales por contacto, para conocer más detalles sobre su funcionamiento os recomendamos acceder a este artículo de Wikipedia. En anteriores estudios, los investigadores se centraron únicamente en la detección de objetos metálicos, pero en esta ocasión los expertos quisieron desarrollar una nueva técnica para la detección de objetos no metálicos que se pueden encontrar en una casa o en el lugar de trabajo.

Los investigadores desarrollaron un prototipo formado por una rejilla conductora de electricidad con un grupo de electrodos acoplados a un tejido y con cierta separación para poder maximizar el área de detección y sensibilidad. Tras tener listo el prototipo, se llevó a cabo un estudio en el que participaron 10 personas a fin de evaluar la capacidad y rendimiento del prototipo utilizando 20 objetos distintos. Hay que decir que la tasa de detección fue elevada, nada menos que un 94’5%, pero se seguirá trabajando para lograr el 100% de tasa de efectividad.

En el vídeo que podréis ver a continuación se puede observar de forma muy resumida la capacidad de detección, el pequeño mantel detecta cada objeto que se coloca sobre él, un aguacate, una naranja, un kiwi… Podemos imaginar que esta tecnología será de gran ayuda en el futuro, sus aplicaciones tienen muchas posibilidades en todos los campos y en el caso de la alimentación, podría ser de gran utilidad en el seguimiento del consumo de alimentos, en la configuración de una dieta, en el control de la calidad, etc.

Esta tecnología integrada en un mantel o en otro tipo de superficie, podría incluso sugerir una comida basada en los ingredientes que se colocaran sobre ella y controlar el consumo calórico, lo mismo ocurriría con los tipos de bebida y su consumo. Los investigadores creen que este tipo de tecnología podría ser una especie de herramienta de memoria, recordando a los usuarios que deben retirar la mesa cuando se ha acabado de comer, si se han dejado algo sobre ella…

Claro, que el proyecto inicial está limitado porque, de momento, no reconoce determinados objetos que se pueden colocar sobre una mesa, como un libro, una tarjeta de crédito u otros objetos metálicos, ya que se trata de elementos que no tienen una huella de capacitancia o huella digital clara. A esto hay que sumar que determinadas bebidas no ofrecen resultados precisos, de momento no puede diferenciar entre tipos de cerveza, pero seguro que con el tiempo y el desarrollo de la tecnología, como comentan aquí, podrá ser capaz de diferenciar con precisión cualquier cosa.

Aunque se habla de un mantel, podemos imaginar el uso de esta tecnología en otros elementos como, por ejemplo, una balanza de cocina que sea capaz de ofrecer el peso y detectar el objeto que se está pesando. Podéis conocer más detalles de su desarrollo a través de este artículo publicado en la página de Microsoft.

Foto | Andrew_Writer