Gastronomía & Cía Opciones
 

Cómo hacer una sencilla corona de Navidad comestible para decorar la mesa estas fiestas

Igual que todo lo que se sirve en un plato tiene que ser comestible, podemos decidir que en la mesa no haya decoraciones que lo que hacen es restar espacio y, a menudo, molestar. A ver qué os parece hacer un aperitivo saludable y rico creando una corona de Navidad comestible para decorar la mesa estas fiestas.

Decoración navideña comestible

La corona de Navidad es un adorno o motivo decorativo que suele colgarse en la puerta de casa o colocarse como centro de mesa, hay tantos diseños como coronas, pocas son iguales (a no ser que se fabriquen en cadena) y pueden llevar de todo, aunque lo más tradicional y sencillo es que sea un círculo a base de ramas de pino o de abeto, piñas, velas si se coloca sobre una mesa u otra superficie, lazos si se cuelga de la puerta…

No vamos a entrar en el origen o la historia de la corona de Navidad porque no es lo que nos interesa, nos motiva mucho más proponeros una idea, y es hacer una corona de Navidad comestible para decorar vuestra mesa estas fiestas, como veréis, es muy fácil y podéis hacer la cantidad de variantes que se os antojen, pero, como ejemplo, podéis ver en la foto que es una decoración navideña que se convertirá en un saludable aperitivo.

Bajo estas líneas os dejamos el vídeo que hemos encontrado en el canal de YouTube de ‘1 Recette 1 Minute’, titulado ‘Aperitivo de corona navideña’ y en sólo 49 segundos nos muestra cómo hacer una sencilla corona de Navidad comestible para decorar la mesa estas fiestas. En este caso, como elemento verde imitando las ramas de pino o abeto, utilizan hojas frescas de col rizada o kale y ramitas de romero. Claro, las ramitas de romero seguirán siendo un elemento decorativo, pues no son para comer así, a bocados.

En cuanto a la col rizada, si os parece un poco dura para comer en crudo (aunque también se pueden elegir los brotes de kale que son más tiernos), se puede sustituir por las hojas más oscuras de la escarola o por cualquier variedad de lechuga de hoja rizada, como la maravilla o la hoja de roble, por ejemplo. El color rojo es muy fácil de incluir, pues unos tomates Cherry son perfectos, pero también se podrían poner rabanitos e incluso grosellas y frambuesas, que ya sabemos lo bien que van las frutas en las ensaladas, y esta corona no deja de ser una ensalada.

Para aportar más colores, más formas, más texturas y más sabores a este aperitivo decorativo, se pueden añadir aceitunas verdes, moradas, negras… así como unas bolitas de mozzarella que resaltarán por su color blanco y por lo bien que saben en una ensalada, y unos pepinillos refrescantes y crujientes, para nosotros en la versión agridulce. Montar esta corona navideña comestible en una bandeja redonda será muy fácil, y después, sólo habrá que elegir un buen aliño.

Los creadores de esta propuesta gastronómica para Navidad invitan a aderezar simplemente con aceite de oliva virgen extra y vinagre balsámico, y acompañar con unas rebanadas de pan. Nosotros haremos algunas versiones antes de las fiestas para que también toméis nota de nuestras propuestas, porque se nos están ocurriendo muchas combinaciones, a cuál más rica. Y vosotros, ¿os animaréis a decorar vuestra mesa con una corona de Navidad comestible?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.