Gastronomía & Cía Opciones
 

La diferencia de precio de las patatas alcanza el 1.070%

De nuevo las patatas son protagonistas en los datos del IPOD (Índice de Precios en Origen y Destino). La diferencia de precio de las patatas en noviembre alcanzó nada menos que un 1.070%, tengamos en cuenta que el precio en el campo se ha hundido hasta los 10 céntimos por kilo.

Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos

COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) acaba de dar a conocer los datos relativos al IPOD de noviembre de 2020 (Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos). Este indicador muestra lo que pagan los intermediarios a los agricultores por sus productos alimenticios y lo que los consumidores terminamos pagando en el mercado, la diferencia muestra cuánto llegan a encarecerse algunos de los alimentos básicos del campo a la mesa.

En esta ocasión el IPOD general se ha establecido en un 5’04%, lo que supone un incremento de 0’88 décimas respecto al mes de octubre, mostrando claramente que se ha producido un importante aumento de la diferencia porcentual origen/destino. De nuevo y repitiendo primera posición, en el indicador destaca la diferencia de precio de las patatas que alcanza el 1.070%, lo que supone un aumento de un 178% respecto al mes anterior y vuelve a situarse en los números del mes de septiembre.

En origen (el campo), el kilo de patatas se cotizó a 0’10 euros, dos céntimos menos que en el mes de octubre, bajada que se ha trasladado al mercado ya que los consumidores han pagado una media de 1’17 euros por kilo de patatas. Lo que casi nunca se altera, e incluso aumenta, es el beneficio de los intermediarios, no reducen sus márgenes económicos y algunos demuestran tener poca responsabilidad, parece que no les importa contribuir a destruir el tejido agroindustrial de nuestro país. Los datos facilitados muestran que los consumidores hemos pagado 11’70 veces el valor de las patatas en el campo, sin duda, se trata de un caso de pura especulación.

Las lechugas se clasifican en segundo lugar en este ranking de las diferencias de precio especulativas, en apenas un mes han pasado de una diferencia porcentual del 417% al 892%. En el campo, el kilo de lechugas se pagó a 0’12 euros, lo que supone una reducción del 50% sobre lo que se pagó en octubre. Sin embargo, esta bajada no se ha trasladado a los consumidores, manteniéndose el mismo precio en el mercado, 1’19 euros por kilo de lechugas, así que en el trayecto del campo a la mesa, este alimento se ha incrementado 9’92 veces su valor en el campo.

Especulación con el precio de los alimentos

El tercer clasificado es el brócoli con una diferencia porcentual origen/destino establecida en un 842%. En el campo, el kilo de brócoli se pagó a los agricultores a una media de 0’26 euros, lo que supone una caída de 14 céntimos respecto al mes de octubre, pero en este caso la bajada sí se ha trasladado a los consumidores, que han pasado de pagar 2’85 a 2’45 euros por kilo. Los datos muestran que en su trayectoria del campo a la mesa, el brócoli se ha encarecido 9’42 veces, otro ejemplo claro de especulación.

Como es habitual, en esta época del año no faltan en el indicador productos de temporada como los cítricos, como ya hemos comentado en otras ocasiones y hablando de los alimentos, la abundancia no es sinónimo de mejores precios, al contrario. En cuarta posición y apareciendo por primera vez este año, se colocan las naranjas con una diferencia porcentual origen/destino establecida en un 688%, diferencia notable aunque no tan significativa como en temporadas anteriores. En el campo, el kilo de naranjas se cotizó a una media de 0’25 euros y en el mercado el precio se estableció en 1’97 euros, lo que indica que hemos pagado 7’88 veces el valor de las naranjas en origen, veremos si esta diferencia aumenta el mes que viene, algo que parece probable según la evolución de años anteriores.

En quinta posición se clasifican los ajos con una diferencia porcentual origen/destino establecida en un 600%, aunque es algo que no nos sorprende, ya que como hemos comentado en otras ocasiones, este alimento es un habitual en los destacados del IPOD manteniéndose por encima de la barrera imaginaria del 500% de diferencia. En origen, el kilo de ajos de cotizó a 0’85 euros, y en el mercado el precio medio fue de 5’95 euros (mismos valores que en octubre), por lo que hemos pagado siete veces el valor de los ajos en el campo.

Precios especulativos de los intermediarios

Hay otros productos que superan la barrera imaginaria del 500% y que están marcados en rojo en el IPOD como podéis ver en la tabla, berenjenas, limones, mandarinas, pepinos o aceitunas en verde, es un claro ejemplo de como los intermediarios oprimen los extremos de la cadena y especialmente al eslabón de los agricultores. Es muy evidente que es necesaria una ley que regule los precios y evite los movimientos especulativos, al menos en lo referente a los alimentos básicos, pero es algo que lamentablemente se evita a toda costa.

A través de la página oficial de COAG, podréis conocer más detalles del Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos de noviembre de 2020.

Histórico IPOD

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.