- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

La diferencia de precio de los limones vuelve a subir y supera el 1.000%

IPOD (Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos)

COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) acaba de dar a conocer los datos correspondientes al IPOD (Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos) del pasado mes de abril, con datos que reafirman la tendencia al alza de la diferencia de lo que los intermediarios pagan por los alimentos en el campo y lo que los consumidores pagamos en el mercado.

En el mes de abril el IPOD general se estableció en un 4’57%, lo que supone un incremento de 32 décimas respecto al mes de marzo, aunque hay que recordar que este tipo de variaciones al alza o la baja guardan relación en muchas ocasiones con la introducción o finalización de los alimentos de temporada. Lo más destacado del indicador presentado este mes es la diferencia de precio de los limones que vuelve a subir y supera el 1.000%, concretamente se sitúa en un 1.006%.

En origen, el precio por kilo de limones se cotizó a 0’18 euros (el mismo precio que en marzo), mientras en el mercado, el precio medio de venta se ha incrementado ligeramente pasando de los 1’97 a los 1’99 euros por kilo, lo que amplia aún más el margen que obtienen los intermediarios. Según los datos, los consumidores hemos pagado 11’06 veces el valor de los limones en origen, la diferencia es abusiva y se puede considerar perfectamente especulativa.

El brócoli se clasifica en segundo lugar en este ranking de las diferencias de precio especulativas, con una diferencia porcentual origen/destino del 848%, es decir, ha incrementado esa diferencia en sólo un mes nada menos que un 504%, quizá el aumento brutal de precio guarde relación con el fin de temporada de este producto. En el campo, el kilo de brócoli se cotizó a una media de 0’29 euros, lo que supone una bajada de nada menos que 33 céntimos. Pero, en el mercado los consumidores hemos seguido pagando lo mismo que en el mes de marzo, 2’75 euros por kilo, es decir, la reducción de precio de compra en origen no se ha trasladado al consumidor. Los datos muestran que, en la trayectoria del campo a la mesa, el brócoli ha aumentado su precio en 9’31 veces, otro claro ejemplo de especulación alimentaria que sufren los extremos de la cadena (agricultores y consumidores).

Precios especulativos en los alimentos

En tercera posición se clasifican los calabacines con una diferencia porcentual origen/destino establecida en un 831%, este es otro alimento que también ha experimentado una notable diferencia entre su cotización en el campo y lo que los consumidores pagan por él, recordemos que en el mes de marzo la diferencia porcentual origen/destino era del 368%. En el campo, el precio medio se estableció en 0’13 euros por kilo, es decir, 24 céntimos menos que en el mes de marzo. En esta ocasión la caída del precio sí se ha trasladado al consumidor que ha pasado de pagar 1’73 a 1’21 euros por kilo, a pesar de ello, se ha pagado 9’31 veces su valor en el campo.

La berenjena es el cuarto alimento destacado en el IPOD por superar la barrera imaginaria del 500%, su diferencia porcentual origen/destino se estableció en un 796%, lo que supone un incremento del 273% respecto al mes de marzo. En el campo, su cotización media se estableció en 0’26 euros/kilo (14 céntimos menos que en marzo), pero en este caso, la reducción de precio en origen también se ha trasladado al mercado, ya que los consumidores hemos pasado de pagar 2’49 a 2’33 euros por kilo. A pesar de esta bajada de precio, hemos pagado 8’96 veces el valor de las berenjenas en el mercado.

En quinto lugar, se clasifican los ajos con una diferencia porcentual origen/destino del 608%, cifra similar a la del mes de marzo. Como ya hemos explicado en otras ocasiones, el ajo es un producto habitual en el ranking y difícilmente podremos verlo con una diferencia porcentual origen/destino por debajo de la barrera imaginaria del 500%. En el campo, el precio medio por kilo de ajos se estableció en 0’84 euros (dos céntimos más que en marzo), en el mercado el precio medio se mantuvo en 5’95 euros, por lo que los consumidores hemos pagado 7’08 veces el valor de los ajos en origen.

El último producto destacado en el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos son las naranjas, cuya diferencia porcentual origen/destino se estableció en un 523% (49% menos que en marzo). En el campo, el precio medio por kilo mejoró levemente estableciéndose en 0’30 euros, y en el mercado los consumidores hemos pasado de pagar una media de 1’95 a 1’87 euros por kilo. A pesar de la bajada de precio, en la trayectoria del campo a la mesa las naranjas aumentaron su valor 6’23 veces.

En definitiva, no son los buenos resultados que desearíamos, pero tampoco son tan malos como en el mismo mes de años anteriores, podéis conocer los detalles del IPOD a través de la página oficial de COAG.

Histórico IPOD

La diferencia de precio de los limones vuelve a subir y supera el 1.000%

Posted By VelSid On In Noticias gastronómicas | No Comments

IPOD (Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos)

COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) acaba de dar a conocer los datos correspondientes al IPOD (Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos) del pasado mes de abril, con datos que reafirman la tendencia al alza de la diferencia de lo que los intermediarios pagan por los alimentos en el campo y lo que los consumidores pagamos en el mercado.

En el mes de abril el IPOD general se estableció en un 4’57%, lo que supone un incremento de 32 décimas respecto al mes de marzo, aunque hay que recordar que este tipo de variaciones al alza o la baja guardan relación en muchas ocasiones con la introducción o finalización de los alimentos de temporada. Lo más destacado del indicador presentado este mes es la diferencia de precio de los limones que vuelve a subir y supera el 1.000%, concretamente se sitúa en un 1.006%.

En origen, el precio por kilo de limones se cotizó a 0’18 euros (el mismo precio que en marzo), mientras en el mercado, el precio medio de venta se ha incrementado ligeramente pasando de los 1’97 a los 1’99 euros por kilo, lo que amplia aún más el margen que obtienen los intermediarios. Según los datos, los consumidores hemos pagado 11’06 veces el valor de los limones en origen, la diferencia es abusiva y se puede considerar perfectamente especulativa.

El brócoli se clasifica en segundo lugar en este ranking de las diferencias de precio especulativas, con una diferencia porcentual origen/destino del 848%, es decir, ha incrementado esa diferencia en sólo un mes nada menos que un 504%, quizá el aumento brutal de precio guarde relación con el fin de temporada de este producto. En el campo, el kilo de brócoli se cotizó a una media de 0’29 euros, lo que supone una bajada de nada menos que 33 céntimos. Pero, en el mercado los consumidores hemos seguido pagando lo mismo que en el mes de marzo, 2’75 euros por kilo, es decir, la reducción de precio de compra en origen no se ha trasladado al consumidor. Los datos muestran que, en la trayectoria del campo a la mesa, el brócoli ha aumentado su precio en 9’31 veces, otro claro ejemplo de especulación alimentaria que sufren los extremos de la cadena (agricultores y consumidores).

Precios especulativos en los alimentos

En tercera posición se clasifican los calabacines con una diferencia porcentual origen/destino establecida en un 831%, este es otro alimento que también ha experimentado una notable diferencia entre su cotización en el campo y lo que los consumidores pagan por él, recordemos que en el mes de marzo la diferencia porcentual origen/destino era del 368%. En el campo, el precio medio se estableció en 0’13 euros por kilo, es decir, 24 céntimos menos que en el mes de marzo. En esta ocasión la caída del precio sí se ha trasladado al consumidor que ha pasado de pagar 1’73 a 1’21 euros por kilo, a pesar de ello, se ha pagado 9’31 veces su valor en el campo.

La berenjena es el cuarto alimento destacado en el IPOD por superar la barrera imaginaria del 500%, su diferencia porcentual origen/destino se estableció en un 796%, lo que supone un incremento del 273% respecto al mes de marzo. En el campo, su cotización media se estableció en 0’26 euros/kilo (14 céntimos menos que en marzo), pero en este caso, la reducción de precio en origen también se ha trasladado al mercado, ya que los consumidores hemos pasado de pagar 2’49 a 2’33 euros por kilo. A pesar de esta bajada de precio, hemos pagado 8’96 veces el valor de las berenjenas en el mercado.

En quinto lugar, se clasifican los ajos con una diferencia porcentual origen/destino del 608%, cifra similar a la del mes de marzo. Como ya hemos explicado en otras ocasiones, el ajo es un producto habitual en el ranking y difícilmente podremos verlo con una diferencia porcentual origen/destino por debajo de la barrera imaginaria del 500%. En el campo, el precio medio por kilo de ajos se estableció en 0’84 euros (dos céntimos más que en marzo), en el mercado el precio medio se mantuvo en 5’95 euros, por lo que los consumidores hemos pagado 7’08 veces el valor de los ajos en origen.

El último producto destacado en el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos son las naranjas, cuya diferencia porcentual origen/destino se estableció en un 523% (49% menos que en marzo). En el campo, el precio medio por kilo mejoró levemente estableciéndose en 0’30 euros, y en el mercado los consumidores hemos pasado de pagar una media de 1’95 a 1’87 euros por kilo. A pesar de la bajada de precio, en la trayectoria del campo a la mesa las naranjas aumentaron su valor 6’23 veces.

En definitiva, no son los buenos resultados que desearíamos, pero tampoco son tan malos como en el mismo mes de años anteriores, podéis conocer los detalles del IPOD a través de la página oficial de COAG.

Histórico IPOD