Gastronomía & Cía Opciones
 

Los ajos se encarecen un 785% en su trayectoria del campo a la mesa

Según los datos del IPOD de septiembre de 2021 proporcionados por COAG, los ajos se encarecen un 785% en su trayectoria del campo a la mesa, es decir, los consumidores hemos pagado 8’85 veces el valor de los ajos en el campo. Es uno de tantos ejemplos de abuso y especulación con el precio de los alimentos.

IPOD de septiembre de 2021

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha dado a conocer el resultado del IPOD (Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos) del pasado mes de septiembre, y concluye que el IPOD general se estableció en un 4’55%, lo que supone un aumento de 15 décimas, rompiéndose la tendencia a la baja que se ha mantenido en los últimos meses. Como ya sabemos, este es un indicador en el que se muestran los precios de algunos alimentos básicos en el campo y el precio al que se ofertan en el mercado, la diferencia nos muestra cuánto puede encarecerse un alimento en su viaje por la cadena alimentaria.

Según los datos del IPOD de septiembre, la diferencia más significativa la encontramos en los ajos, que se encarecen un 785% en su trayectoria del campo a la mesa. En origen, el precio medio por kilo de ajos fue de 0’65 euros, cinco céntimos menos que en el mes de agosto, y en el mercado el precio medio se situó en 5’75 euros por kilo, incrementándose en cinco céntimos respeto al precio del mes de agosto.

Estos datos reflejan que los consumidores hemos pagado 8’85 veces el valor de los ajos en origen, por lo que se puede decir que se trata de una diferencia especulativa y abusiva aplicada por los intermediarios. De todos modos, hay que recordar que los ajos siempre están presentes en el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos, superando la barrera imaginaria del 500% de diferencia, pero no suelen estar en primeras posiciones como ha ocurrido en esta ocasión.

El segundo producto destacado son las ciruelas, cuya diferencia porcentual origen/destino es del 782%, recordemos que en el mes de agosto la diferencia alcanzó el 819%. En el campo, el kilo de ciruelas se cotizo a 0’38 euros, lo que supone un aumento de 2 céntimos respecto al mes de agosto, y este aumento se ha trasladado al mercado, los consumidores hemos pasado de pagar 3’31 a 3’35 euros por kilo de esta fruta. Los datos muestran que en el mercado se ha pagado 8’82 veces el valor de las ciruelas en origen. Es raro ver que los intermediarios sean comedidos o reduzcan el margen de beneficios, todo lo contrario.

El tercer producto que encontramos en el IPOD de septiembre de 2021 son las cebollas, cuya diferencia porcentual origen/destino se estableció en un 746%. En el campo, el precio por kilo de cebollas se pagó a 0’13 euros, lo que supone una reducción de dos céntimos, y en el mercado, el precio medio de venta fue de 1’10 euros por kilo, el mismo precio que en el mes de agosto. Estos datos muestran que en el mercado, las cebollas multiplicaron por 8’46 su valor en el campo, otro ejemplo más de precios especulativos.

Especulación con el precio de los alimentos

En cuarto lugar en este ranking de las diferencias de precio especulativas se clasifican las sandías con una diferencia porcentual origen/destino que alcanza el 657%. En origen, el precio por kilo de sandía se estableció en 0’14 euros (2 céntimos más que en agosto), y los consumidores pagamos en el mercado una media de 1’06 euros por kilo (el mismo precio que el mes anterior), lo que supone que el valor de la sandía en el campo se multiplicó 7’57 veces antes de llegar a la mesa de los consumidores.

El penúltimo producto destacado en el indicador de COAG son las patatas con una diferencia porcentual origen/destino de un 582%. En el campo, el kilo de patatas se cotizó a 0’17 euros (el mismo precio que en el mes anterior), mientras que en el mercado el precio de venta fue de 1’16 euros (11 céntimos más que en agosto), lo que supone que las patatas multiplicaron 6’82 veces su precio en el trayecto del campo a la mesa.

El último producto destacado por superar la barrera imaginaria del 500% son las aceitunas de mesa con una diferencia porcentual origen/destino del 518%. En el campo, el precio cayó pasando de 1’33 a 0’85 euros por kilo, sin embargo, el precio de venta en el mercado se mantuvo en 5’25 euros. La diferencia muestra que en el trayecto del campo a la mesa las aceitunas multiplicaron su precio por 6’18, otro ejemplo claro de especulación en el mercado alimentario.

Esta especulación con el precio de los alimentos es una constante y con cada nueva temporada de un alimento, e incluso habiendo abundancia, los márgenes que aplican los intermediarios son abusivos, casi nunca comedidos, este es un tema que todavía no se ha solucionado y en el que el MAPA debería emplear mayor esfuerzo en beneficio de agricultores y consumidores. Podéis conocer más detalles del IPOD de septiembre a través de la página oficial de COAG.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.