Gastronomía & Cía Opciones

Informe sobre la autenticidad de las hierbas aromáticas y especias que se comercializan en la Unión Europea

Hierbas aromáticas y especias son productos susceptibles al fraude debido a su alto valor económico, por ello, la Comisión Europea encargó al JRC un informe sobre la autenticidad de las hierbas aromáticas y especias que se comercializan en la Unión Europea, sus resultados destacan que el volumen de fraude es elevado y que es necesario llevar a cabo un plan de acción que combata de forma más efectiva la adulteración de estos condimentos.

Fraudes alimentarios en la UE

Ya hace algunos años que sabemos que las especias son uno de los grupos alimentarios con mayor riesgo de fraude en el mundo, pero también lo son las hierbas aromáticas secas que utilizamos en la cocina, por ejemplo, la albahaca, el orégano, el eneldo, el tomillo… El caso es que la Comisión Europea ha dado a conocer un informe sobre la autenticidad de las hierbas aromáticas y especias que se comercializan en la Unión Europea y los resultados obligan a que se lleve a cabo un plan de acción debido al volumen de fraude detectado.

Los investigadores se han centrado en analizar el orégano, la cúrcuma, el comino, el pimentón, la pimienta y el azafrán, considerando que las hierbas y especias más susceptibles de ser adulteradas. El orégano ha sido identificado como el más vulnerable al fraude en la categoría de hierbas aromáticas con nada menos que un 48% de riesgo. El orégano se suele adulterar con hojas de olivo y hojas de zumaque molidas, aunque no se habla de las proporciones de la adulteración, pero podemos recordar que en países como Australia, en algunos casos la proporción era de hasta el 90%.

De las especias analizadas, la pimienta es la de mayor riesgo de adulteración con un 17%, le sigue el comino con un 14%, la cúrcuma con un 11%, el azafrán con un 11% y el pimentón con un 6%. Para la elaboración de este informe, el Centro Común de Investigación (JRC) de la Comisión Europea realizó casi 10.000 análisis en 1.885 muestras de hierbas aromáticas secas y especias procedentes de países de la UE, Malta, Austria, Lituania, Bélgica, Croacia, Chipre, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Irlanda, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Dinamarca, España y Suecia, también se incluyeron muestras de Noruega y Suiza.

Los investigadores trabajaron para detectar la sustitución parcial de hierbas y especias originales por otros materiales o rellenos, como puede ser la hoja de olivo, el almidón, la tiza o la harina, entre otros, también se analizó la inclusión de aditivos como los tintes sintéticos utilizados para dar color al adulterante y que así se parezca al producto original. Según los resultados, la mayoría de muestras contenían un material vegetal que no estaba declarado en el etiquetado, se detectó la presencia de tintes sintéticos no declarados y no autorizados en un 2% de las muestras, destacando que una de ellas tenía un elevado nivel de cromato de plomo, compuesto químico de color amarillo que se suele utilizar en pinturas.

Hierbas y especias adulteradas en la UE

Los expertos comentan que la cadena de suministros de hierbas aromáticas y especias es una de las más vulnerables al fraude, la razón es que se trata de productos de alto valor económico y el fraude reporta un gran beneficio. Es difícil determinar exactamente dónde se produce la adulteración, ya que se trata de cadenas de suministro muy complejas, donde los productos están sujetos a muchos procesamientos y a esto hay que añadir que en cada uno de los eslabones, importadores, mayoristas, procesadores, envasadores… se puede cometer algún tipo de fraude.

Es un hecho que el suministro de especias y hierbas aromáticas pasa por muchas manos, en muchos casos estos productos se cultivan en países fuera de la Unión Europea, pasando con frecuencia por muchos intermediarios en la cadena de suministro, lo que brinda muchas oportunidades para la adulteración. Otras vulnerabilidades que pueden estar sujetas a la adulteración es el historial de fraude, la estacionalidad y disponibilidad del cultivo, los eventos climáticos, los desastres naturales, los eventos culturales y geopolíticos, la legislación alimentaria, la situación económica, la incidencia de la corrupción, etc.

Erradicar el fraude en estas categorías es complicado, pero se puede reducir significativamente siempre y cuando las empresas conozcan sus cadenas de suministros y que éstas estén sujetas a inspecciones estrictas, y que se realicen con más frecuencia pruebas que verifiquen que los productos no han sido adulterados. La CE apunta que los operadores de empresas alimentarias tienen la responsabilidad de garantizar el cumplimiento de la legislación alimentaria, no sólo deben evitar el fraude, también deben proporcionar a los consumidores información precisa, clara y fácil de entender sobre las características de los alimentos, su naturaleza, identidad y composición.

El estudio que podéis leer en este artículo del JRC, tenía como cometido establecer la prevalencia de las prácticas fraudulentas en la comercialización de hierbas aromáticas y especias, y a partir de ahí, llevar a cabo un plan de acción que combata con más efectividad el fraude.

Foto 1 | Tleyinex

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.