Gastronomía & Cía Opciones

Cómo evitar un incendio en la cocina

La cocina es una de las estancias del hogar con más riesgos de producirse un incendio, y no hay mejor forma de evitarlo que la precaución. Aquí puedes leer una veintena de consejos para evitar un incendio en la cocina, y ver un vídeo que explica qué hacer en caso de incendio en una vivienda.

Consejos para prevenir un incendio

Hoy vamos a abordar un tema del que nunca hemos hablado en Gastronomía y Cía, está relacionado con los accidentes domésticos y concretamente con uno de los más peligrosos de los que se pueden dar en la cocina. Consideramos que esta ventana que nos une a vosotros, también puede aportar una información que puede ser vital, así que sumamos el sentido común con las recomendaciones de los expertos, y vamos a ver cómo evitar un incendio en la cocina, vamos a activar ese sentido de alerta que a veces se duerme porque uno se confía.

Y es que hay datos de que la mitad de los incendios que se producen en un hogar se inician en la cocina, generalmente se producen por un descuido, una sartén olvidada en el fuego, por el extractor de humos, por una mala conexión eléctrica… La primera norma que los equipos de bomberos insisten en que hay que cumplir para evitar un incendio o una explosión en la cocina, es la prevención.

En esta publicación podemos ver cuáles son las principales causas de incendio o explosión en los hogares: la sartén olvidada en el fuego (74%), la seguridad eléctrica (20%), el horno (13%), las chimeneas y estufas (13%), el gas o el butano (7%), la calefacción (7%), la freidora (6%) y las velas (2%). ¿Qué debemos hacer para evitar estos incidentes que pueden tener un desenlace fatal? Pues vamos a ver cuáles son los principales consejos para evitar los incendios que pueden ser provocados por la actuación de las personas que residen en el domicilio.

  • Para cocinar conviene llevar prendas de vestir con mangas ajustadas o manga corta, evitar llevar mangas anchas o abullonadas.
  • Hay que vigilar las sartenes, cazuelas, planchas o cualquier recipiente de cocción cuando está en el fuego o está caliente.
  • Mantener siempre limpia la campana extractora y los conductos, para evitar que se acumule grasa y suciedad.
  • Evitar corrientes de aire, especialmente si la cocina es de gas, pues pueden apagar el fuego y provocar un escape de gas.
  • No apoyar trapos, bayetas, paños o papeles en ningún tipo de fogón.
  • No manipular ni colocar productos inflamables cerca de los fogones o del horno, así como de cualquier electrodoméstico eléctrico.
  • No utilizar braseros de carbón o leña.
  • No verter agua en una sartén o en una freidora que ha prendido fuego, tapar con una tapa grande y no moverla demasiado para evitar que el aceite quemando se derrame.
  • No encender la campana extractora si se prende fuego (flamear) a la preparación culinaria.
  • Siempre comprobar que la llave del gas o el fogón está cerrada después de haberlo usado.
  • No tapar u obstruir los conductos ni las rejillas de ventilación.
  • Evitar distracciones (una llamada de teléfono, una búsqueda en internet, la televisión…) cuando se tiene algo en el fuego.
  • No sobrecargar los enchufes, es decir, no conectar varios dispositivos (lavavajillas, horno, microondas, vitro o inducción…) de mucha potencia en la misma toma de corriente.
  • Antes de enchufar cualquier pequeño electrodoméstico, freidora, sandwichera, tostadora…. comprobar que no tenga grasa acumulada. Y si alguno se recalienta hay que revisarlo, podría provocar un accidente.
  • No almacenar productos inflamables en la cocina, la mayoría de los productos lo son y conviene que estén alejados de las fuentes de calor.
  • No cocinar en caso de haber ingerido alcohol de más o cualquier sustancia o medicamento que reduzca el control ejecutivo
  • Es recomendable tener un extintor y que esté a mano, no guardado en un armario o en un cajón. También es recomendable instalar un detector de humos
  • Si a pesar de todo, se produce el accidente y se prende fuego en la cocina, lo primero que hay que hacer es mantener la calma y actuar con cabeza rápidamente, apagar la corriente eléctrica, el gas, las fuentes de calor…
  • Si se produce un pequeño incendio, intentar apagarlo con el extintor o con una manta ignífuga, siempre situándose en un lugar que deje libre una vía de escape.
  • Si se produce un incendio que no se puede controlar, lo mejor es huir cerrando la puerta para frenar la propagación del fuego, y llamar de inmediato al servicio de emergencias (112).

Bajo estas líneas tenéis un vídeo del servicio de emergencias de Madrid que pregunta ¿Y tú? ¿Sabrías qué hacer ante un incendio de una vivienda? No dejéis de verlo y compartidlo con niños y mayores.

Foto | Yarin Asanth

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.