- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Karapaixo, la Mona de Pascua del País Vasco y la receta de Joseba Arguiñano

Guipúzcoa

En la mayoría de regiones españolas relacionamos la Mona de Pascua con un dulce, puede ser desde la tradicional masa de panadería enriquecida (no demasiado dulce) y coronada con huevos cocidos, a la clásica tarta de mantequilla o tarta Sara, pasando por las figuras artísticas de chocolate. Pero también hay Monas de Pascua saladas, hoy conocemos el Karapaixo, la Mona de Pascua del País Vasco.

¿En qué consiste? ¿Qué es el Karapaixo? Pues básicamente es una masa de pan a la que se añaden chorizos y huevos enteros, colocándolos sobre la masa y decorándolos con unos cilindros de masa más a modo de decoración, se le da forma triangular y se hornea. Pero, claro, actualmente hay muchas adaptaciones e incluso se está tendiendo a evolucionar este clásico de Semana Santa a la versión dulce, especialmente para conquistar a los más pequeños. En varias lecturas que hemos realizado sobre el Karapaixo, cuentan que, como sucede con el resto de Monas de Pascua que conocemos, normalmente lo regalan las madrinas y padrinos a sus ahijados, desde su nacimiento y hasta que contraen matrimonio (a los chicos se les regalaba hasta que se iban al servicio militar).

También hemos leído que esta antigua tradición vasca se mantiene principalmente en la comarca del Alto Deva (Guipúzcoa). Así lo explica también Joseba Arguiñano, el hijo de Karlos Arguiñano que mostró la elaboración paso a paso en el programa de cocina Cocina Abierta. Su preparación no puede ser más fácil, además propone que cada cual elabore la masa de pan que mejor se le dé. De todas formas, a continuación tenéis la receta de Karapaixo, la Mona de Pascua del País Vasco, en vídeo y redactada.

Veréis que Joseba Arguiñano elabora una masa muy sencilla y rápida, con harina, levadura, agua y sal. Además, prepara la masa con la técnica de la autolisis, con la que se consigue integrar los ingredientes y obtener una masa lisa, casi sin amasar. Os explicaremos más al respecto en breve para que todos los apasionados de la panadería casera o de comer pan, os animéis a ponerla en práctica.

Mona de Pascua

Continuando con el Karapaixo, comentar que como decíamos antes, la tradición tiene sus adaptaciones, así que la Mona de Pascua de Joseba Arguiñano no es triangular, le da forma ovalada y afirma que esa es la verdadera forma tradicional del Karapaixo, también conocido en algunas comarcas como Garipaua o Mokotza. De hecho, cuentan que su nombre original era ‘garapaio’ (voz que puede derivar de ‘gari’ = trigo o ‘garizuma’ = cuaresma en euskera) y que antes de la romanización se elaboraba para recibir la primavera y ya sabéis, los huevos simbolizan la nueva vida de la estación. En cuanto a los huevos y los chorizos que se deben incluir, pues irán a razón de las personas que vayan a disfrutar de esta elaboración tradicional de Semana Santa y de cuánto se quiera compartir.

Ingredientes (4 personas)

  • 500 gramos de harina blanca + 25 g para estirar
  • 325 ml de agua
  • 10 gramos de levadura fresca de panadero
  • 12 gramos de sal
  • 2 chorizos frescos
  • 2 huevos cocidos (nosotros los pondríamos crudos)
  • perejil.

Elaboración

Pon la harina, la sal y la levadura desmenuzada en un bol grande, añade el agua y mezcla ligeramente, que se integren los ingredientes, pero sin amasar, para hacer el proceso de autólisis. Tapa el bol con film transparente y deja reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente.

Espolvorea la mesa de trabajo con un poco de harina y dispón encima la masa, espolvoréala con otro poco de harina y amasa durante cinco minutos. Ponla de nuevo en el bol (espolvoreado con un poco de harina), tápala con film y deja que fermente a temperatura ambiente hasta que doble su volumen, unas dos o tres horas.

Prepara la bandeja de horno con papel vegetal. Espolvorea la mesa de trabajo con otro poco de harina, pon encima la masa y córtale un trozo que será para decorar el karapaixo. Da forma ovalada a la masa y colócala sobre la bandeja de horno, pon encima los chorizos y los huevos cocidos (o crudos).

Con el trozo de masa reservado forma tres cilindros. Pon uno sobre los chorizos y los otros dos, alrededor de los huevos cocidos. Tapa el karapaixo con un paño limpio y deja que fermente durante una hora aproximadamente.

Calienta el horno a 200º C. Introduce el karapaixo en el horno, baja la temperatura a 180º C y hornea durante 35 minutos (los huevos tienen tiempo de sobra de cocerse). Puedes ver todos los detalles de la elaboración en el siguiente vídeo, a partir del minuto 15:28, antes puedes ver a Karlos Arguiñano hacer los Huevos Teresita, otra receta apetecible y aparentemente deliciosa que también vamos a probar.

Karapaixo, la Mona de Pascua del País Vasco y la receta de Joseba Arguiñano

Posted By VelSid On In Vídeos de cocina | No Comments

Guipúzcoa

En la mayoría de regiones españolas relacionamos la Mona de Pascua con un dulce, puede ser desde la tradicional masa de panadería enriquecida (no demasiado dulce) y coronada con huevos cocidos, a la clásica tarta de mantequilla o tarta Sara, pasando por las figuras artísticas de chocolate. Pero también hay Monas de Pascua saladas, hoy conocemos el Karapaixo, la Mona de Pascua del País Vasco.

¿En qué consiste? ¿Qué es el Karapaixo? Pues básicamente es una masa de pan a la que se añaden chorizos y huevos enteros, colocándolos sobre la masa y decorándolos con unos cilindros de masa más a modo de decoración, se le da forma triangular y se hornea. Pero, claro, actualmente hay muchas adaptaciones e incluso se está tendiendo a evolucionar este clásico de Semana Santa a la versión dulce, especialmente para conquistar a los más pequeños. En varias lecturas que hemos realizado sobre el Karapaixo, cuentan que, como sucede con el resto de Monas de Pascua que conocemos, normalmente lo regalan las madrinas y padrinos a sus ahijados, desde su nacimiento y hasta que contraen matrimonio (a los chicos se les regalaba hasta que se iban al servicio militar).

También hemos leído que esta antigua tradición vasca se mantiene principalmente en la comarca del Alto Deva (Guipúzcoa). Así lo explica también Joseba Arguiñano, el hijo de Karlos Arguiñano que mostró la elaboración paso a paso en el programa de cocina Cocina Abierta. Su preparación no puede ser más fácil, además propone que cada cual elabore la masa de pan que mejor se le dé. De todas formas, a continuación tenéis la receta de Karapaixo, la Mona de Pascua del País Vasco, en vídeo y redactada.

Veréis que Joseba Arguiñano elabora una masa muy sencilla y rápida, con harina, levadura, agua y sal. Además, prepara la masa con la técnica de la autolisis, con la que se consigue integrar los ingredientes y obtener una masa lisa, casi sin amasar. Os explicaremos más al respecto en breve para que todos los apasionados de la panadería casera o de comer pan, os animéis a ponerla en práctica.

Mona de Pascua

Continuando con el Karapaixo, comentar que como decíamos antes, la tradición tiene sus adaptaciones, así que la Mona de Pascua de Joseba Arguiñano no es triangular, le da forma ovalada y afirma que esa es la verdadera forma tradicional del Karapaixo, también conocido en algunas comarcas como Garipaua o Mokotza. De hecho, cuentan que su nombre original era ‘garapaio’ (voz que puede derivar de ‘gari’ = trigo o ‘garizuma’ = cuaresma en euskera) y que antes de la romanización se elaboraba para recibir la primavera y ya sabéis, los huevos simbolizan la nueva vida de la estación. En cuanto a los huevos y los chorizos que se deben incluir, pues irán a razón de las personas que vayan a disfrutar de esta elaboración tradicional de Semana Santa y de cuánto se quiera compartir.

Ingredientes (4 personas)

  • 500 gramos de harina blanca + 25 g para estirar
  • 325 ml de agua
  • 10 gramos de levadura fresca de panadero
  • 12 gramos de sal
  • 2 chorizos frescos
  • 2 huevos cocidos (nosotros los pondríamos crudos)
  • perejil.

Elaboración

Pon la harina, la sal y la levadura desmenuzada en un bol grande, añade el agua y mezcla ligeramente, que se integren los ingredientes, pero sin amasar, para hacer el proceso de autólisis. Tapa el bol con film transparente y deja reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente.

Espolvorea la mesa de trabajo con un poco de harina y dispón encima la masa, espolvoréala con otro poco de harina y amasa durante cinco minutos. Ponla de nuevo en el bol (espolvoreado con un poco de harina), tápala con film y deja que fermente a temperatura ambiente hasta que doble su volumen, unas dos o tres horas.

Prepara la bandeja de horno con papel vegetal. Espolvorea la mesa de trabajo con otro poco de harina, pon encima la masa y córtale un trozo que será para decorar el karapaixo. Da forma ovalada a la masa y colócala sobre la bandeja de horno, pon encima los chorizos y los huevos cocidos (o crudos).

Con el trozo de masa reservado forma tres cilindros. Pon uno sobre los chorizos y los otros dos, alrededor de los huevos cocidos. Tapa el karapaixo con un paño limpio y deja que fermente durante una hora aproximadamente.

Calienta el horno a 200º C. Introduce el karapaixo en el horno, baja la temperatura a 180º C y hornea durante 35 minutos (los huevos tienen tiempo de sobra de cocerse). Puedes ver todos los detalles de la elaboración en el siguiente vídeo, a partir del minuto 15:28, antes puedes ver a Karlos Arguiñano hacer los Huevos Teresita, otra receta apetecible y aparentemente deliciosa que también vamos a probar.