- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

¡Lleva tus propios envases a la compra! Otra campaña que no sirve para nada, el mercado está lleno de plástico

Cuando vamos al mercado, al supermercado o a cualquier tienda de alimentación, podemos mirar a nuestro alrededor y contar con los dedos de una mano cuántas personas llevan bolsas y envases reutilizables, y nos sobrarían dedos, hasta los cinco. Pero, miremos también nuestras manos, ¿llevamos envases o bolsas reutilizables? Y no hablamos de las bolsas con las que se carga toda la compra, sino de las bolsas individuales para la compra a granel.

Ya han pasado unos años desde que se habló de prohibir el uso de bolsas de plástico de un solo uso, y unos cuantos más desde que sabemos que la actividad humana es responsable del cambio climático. Lo que parece es que muchas personas (y no hablamos del pueblo, únicamente, hablamos de los responsables políticos) deben pensar que ya lo arreglarán otros, que a ellos les va a pillar de refilón… Son muchas las cosas que deberíamos cambiar para frenar el cambio climático, pero no parecen estar dispuestos, porque ¿a qué se dedican los principales responsables del rumbo del planeta?

Pues ya lo vemos, a impulsar campañas que no sirven para nada, a responsabilizar desproporcionalmente a la población, reducir el consumo de carne, reducir el gasto de agua, reducir el uso del coche, reducir el uso de plásticos y objetos de un solo uso… Una cosa es que como individuos queramos aportar nuestro granito de arena, que debemos hacerlo, pero otra es que carguen su responsabilidad sobre nosotros. Y así, pasa el tiempo y lo que se reduce poco a poco (aunque más rápido de lo que años atrás se auguraba) es la vida de la Tierra.

Envases plásticos

Hace unos días pensábamos en la cuestión de las bolsas desechables de las tiendas de alimentación, y nos seguía rondando la cabeza como pudisteis ver ayer, cuando os enseñábamos unas bolsas que, además de ser ideales para el almacenaje de los vegetales en la cocina, eran aptas para llevarlas a la compra. La cuestión es que esta mañana nos encontramos con una nueva campaña relacionada con este tema (aunque ya hace unas semanas que la lanzaron) y que está impulsada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que es un Organismo Autónomo, adscrito orgánicamente al Ministerio de Consumo, y funcionalmente al Ministerio de Consumo, al Ministerio de Sanidad y al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La campaña consiste en la publicación de una infografía y un vídeo con material informativo sobre el uso de envases reutilizables cuando hacemos la compra, se titula: ‘¡Lleva tus propios envases a la compra!’. El argumento os lo podéis imaginar, dicen ofrecer recomendaciones para que los consumidores llevemos nuestros propios envases a la compra, lo que responde a las dudas que parece que aún tienen algunas personas sobre si se pueden llevar las bolsas, tarros, fiambreras… para que, al hacer la compra de alimentos, el vendedor nos los ponga dentro.

Con ello, se reduce el uso de plástico y de otros materiales en el envasado de los alimentos, pero luego llegamos al comercio y nos encontramos un sinfín de frutas y hortalizas envueltas en plástico. En fin. En el texto de esta campaña también señalan que los consumidores somos responsables de la seguridad alimentaria, y la importancia de hacer uso de envases aptos para el contacto con alimentos y que estén adecuadamente higienizados. No sabemos si esta información cumplirá con su propósito, pero la compartimos con vosotros porque es otro granito de arena que podemos poner, compartidlo, y contadnos qué os parece a vosotros este tema que es mucho más serio de lo que la mayoría del mundo percibe.

AESAN

¿Puedo llevar mis propios envases a la compra?



Puedes y ¡deberías! Es una forma muy sencilla de reducir el uso de plástico y otros materiales en el envasado de los alimentos. Es una práctica segura siempre que sigas estos sencillos consejos
:

– Los envases deben estar limpios y secos. El establecimiento puede rechazar aquellos envases que considere que no garantizan la seguridad alimentaria porque no estén limpios o secos, no sean aptos para el contacto con alimentos, etc.

– Deben estar fabricados con material apto para el contacto con alimentos. Para saberlo, cuando los compres, consulta su etiqueta para comprobar si figura la indicación ‘para contacto con alimentos’ o el símbolo de la copa y el tenedor. Este símbolo no es obligatorio cuando no haya dudas sobre su uso, pero es habitual encontrarlo.

– Escoge el envase que mejor se adapte a cada tipo de alimento: bolsas de tela para productos de panadería, frutas y verduras; tarteras de vidrio o plástico para carnes, embutidos o pescado; tarros para legumbres, arroz, especias…

– Además hay que llevar un envase diferente para cada tipo de alimento, así se evitan posible contaminaciones cruzadas.

– Cuando sea necesario, los envases deberán estar provistos de tapa o algún sistema de cierre hermético para evitar que se derrame su contenido.

– Al llegar a casa, los alimentos deben almacenarse de manera adecuada. Como ya están correctamente envasados pueden ir directos a la nevera o al congelador.

– Si vas a congelar los alimentos directamente en el envase, asegúrate de que es apto para ello, busca los símbolos que identifican que el envase es apto para el congelador.

– Y recuerda, es imprescindible mantener siempre una higiene adecuada de las manos para manipular los alimentos y también los envases.

El vídeo dice lo mismo que la infografía sobre el uso de envases reutilizables y la importancia de que estén limpios y sean adecuados para estar en contacto con alimentos, os lo dejamos a continuación por si queréis verlo.

Foto 1 | Bolsas

¡Lleva tus propios envases a la compra! Otra campaña que no sirve para nada, el mercado está lleno de plástico

Posted By VelSid On In Noticias gastronómicas | No Comments

Cuando vamos al mercado, al supermercado o a cualquier tienda de alimentación, podemos mirar a nuestro alrededor y contar con los dedos de una mano cuántas personas llevan bolsas y envases reutilizables, y nos sobrarían dedos, hasta los cinco. Pero, miremos también nuestras manos, ¿llevamos envases o bolsas reutilizables? Y no hablamos de las bolsas con las que se carga toda la compra, sino de las bolsas individuales para la compra a granel.

Ya han pasado unos años desde que se habló de prohibir el uso de bolsas de plástico de un solo uso, y unos cuantos más desde que sabemos que la actividad humana es responsable del cambio climático. Lo que parece es que muchas personas (y no hablamos del pueblo, únicamente, hablamos de los responsables políticos) deben pensar que ya lo arreglarán otros, que a ellos les va a pillar de refilón… Son muchas las cosas que deberíamos cambiar para frenar el cambio climático, pero no parecen estar dispuestos, porque ¿a qué se dedican los principales responsables del rumbo del planeta?

Pues ya lo vemos, a impulsar campañas que no sirven para nada, a responsabilizar desproporcionalmente a la población, reducir el consumo de carne, reducir el gasto de agua, reducir el uso del coche, reducir el uso de plásticos y objetos de un solo uso… Una cosa es que como individuos queramos aportar nuestro granito de arena, que debemos hacerlo, pero otra es que carguen su responsabilidad sobre nosotros. Y así, pasa el tiempo y lo que se reduce poco a poco (aunque más rápido de lo que años atrás se auguraba) es la vida de la Tierra.

Envases plásticos

Hace unos días pensábamos en la cuestión de las bolsas desechables de las tiendas de alimentación, y nos seguía rondando la cabeza como pudisteis ver ayer, cuando os enseñábamos unas bolsas que, además de ser ideales para el almacenaje de los vegetales en la cocina, eran aptas para llevarlas a la compra. La cuestión es que esta mañana nos encontramos con una nueva campaña relacionada con este tema (aunque ya hace unas semanas que la lanzaron) y que está impulsada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que es un Organismo Autónomo, adscrito orgánicamente al Ministerio de Consumo, y funcionalmente al Ministerio de Consumo, al Ministerio de Sanidad y al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La campaña consiste en la publicación de una infografía y un vídeo con material informativo sobre el uso de envases reutilizables cuando hacemos la compra, se titula: ‘¡Lleva tus propios envases a la compra!’. El argumento os lo podéis imaginar, dicen ofrecer recomendaciones para que los consumidores llevemos nuestros propios envases a la compra, lo que responde a las dudas que parece que aún tienen algunas personas sobre si se pueden llevar las bolsas, tarros, fiambreras… para que, al hacer la compra de alimentos, el vendedor nos los ponga dentro.

Con ello, se reduce el uso de plástico y de otros materiales en el envasado de los alimentos, pero luego llegamos al comercio y nos encontramos un sinfín de frutas y hortalizas envueltas en plástico. En fin. En el texto de esta campaña también señalan que los consumidores somos responsables de la seguridad alimentaria, y la importancia de hacer uso de envases aptos para el contacto con alimentos y que estén adecuadamente higienizados. No sabemos si esta información cumplirá con su propósito, pero la compartimos con vosotros porque es otro granito de arena que podemos poner, compartidlo, y contadnos qué os parece a vosotros este tema que es mucho más serio de lo que la mayoría del mundo percibe.

AESAN

¿Puedo llevar mis propios envases a la compra?



Puedes y ¡deberías! Es una forma muy sencilla de reducir el uso de plástico y otros materiales en el envasado de los alimentos. Es una práctica segura siempre que sigas estos sencillos consejos
:

– Los envases deben estar limpios y secos. El establecimiento puede rechazar aquellos envases que considere que no garantizan la seguridad alimentaria porque no estén limpios o secos, no sean aptos para el contacto con alimentos, etc.

– Deben estar fabricados con material apto para el contacto con alimentos. Para saberlo, cuando los compres, consulta su etiqueta para comprobar si figura la indicación ‘para contacto con alimentos’ o el símbolo de la copa y el tenedor. Este símbolo no es obligatorio cuando no haya dudas sobre su uso, pero es habitual encontrarlo.

– Escoge el envase que mejor se adapte a cada tipo de alimento: bolsas de tela para productos de panadería, frutas y verduras; tarteras de vidrio o plástico para carnes, embutidos o pescado; tarros para legumbres, arroz, especias…

– Además hay que llevar un envase diferente para cada tipo de alimento, así se evitan posible contaminaciones cruzadas.

– Cuando sea necesario, los envases deberán estar provistos de tapa o algún sistema de cierre hermético para evitar que se derrame su contenido.

– Al llegar a casa, los alimentos deben almacenarse de manera adecuada. Como ya están correctamente envasados pueden ir directos a la nevera o al congelador.

– Si vas a congelar los alimentos directamente en el envase, asegúrate de que es apto para ello, busca los símbolos que identifican que el envase es apto para el congelador.

– Y recuerda, es imprescindible mantener siempre una higiene adecuada de las manos para manipular los alimentos y también los envases.

El vídeo dice lo mismo que la infografía sobre el uso de envases reutilizables y la importancia de que estén limpios y sean adecuados para estar en contacto con alimentos, os lo dejamos a continuación por si queréis verlo.

Foto 1 | Bolsas